Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

Sangrado en las primeras semanas de embarazo

shutterstock_174451718-1

Lo último que quieres ver cuando te enteras que estás embarazada es una mancha de sangre en tu ropa interior. Sin embargo, no siempre este sangrado o manchas indican que algo anda mal con el embarazo.

Cada embarazo es distinto, y debes conversar con tu médico si consideras que no te sientes bien. Antes de entrar en pánico, primero analicemos las manchas de sangre. ¿De qué color son? Si son marrones (color café oscuro), se dice que estas manchas corresponden a sangre vieja y que probablemente se debe al proceso mismo de implantación del embrión durante el embarazo. Generalmente este tipo de manchas se presenta en las primeras seis semanas de gestación.

Ahora bien, si estás sangrando de color rojo, ello indica la presencia de sangre fresca. Aquí sí necesitas estar alerta, ya que no es considerado normal durante el embarazo. Llama a tu médico de inmediato (no esperes un minuto más).

Segundo, ¿sientes algún tipo de dolor? Si no tienes calambres, entonces puedes relajarte. Pero si el sangrado, aunque sea leve, está acompañado de fuertes dolores en la zona lumbar (en la parte baja de la espalda), nuevamente te insistimos en que consultes a un doctor.

Si sientes dolores como puntadas en la zona uterina, eso es distinto; mientras avanza la gestación en el embarazo, tu útero necesita crecer para acomodar al bebé, por lo que ese tipo de dolor no es motivo de alarma.

Tercero, ¿el flujo de estas manchas de sangre es abundante o intermitente? Es decir, ¿necesitas usar una toalla higiénica o estás manchando un poquito de sangre solamente? Cuando es leve, quédate tranquila, especialmente si es café. Pero, como norma general, un flujo de sangre más abundante puede ser motivo de preocupación, especialmente si es de color rojo vivo.

Ahora bien, sí existen casos de mujeres que han tenido una especie de mini menstruación las primeras semanas de embarazo, pero ello no ha afectado al bebé. Sólo un médico puede verificar cómo sigue el embarazo, por lo que es necesario consultarlo si tienes un flujo constante.

Desgraciadamente, si estás sangrando muy abundantemente, no es una buena señal y los expertos dicen que no hay nada que hacer en la mayoría de los casos. Pero te repetimos: cada caso es distinto. Existe un porcentaje bajo de embarazadas que sangran mucho al principio pero al realizarse una ecografía (o ultrasonido) transvaginal se comprueba el latido del corazón del bebé y se cree que el sangramiento se podría deber a un mellizo que no se siguió desarrollando. En todo caso, siempre te recomendamos consultar a un especialista cuando se presenta algún tipo de sangrado vaginal durante el embarazo. Ya sea porque el embrión se está asentando en tu útero o por algún otro motivo, es mejor alertar a tu médico para que pueda determinar cuáles son los pasos a seguir.


¿Qué síntoma te delató que estabas embarazada?

 

Compartir

Leer más ...