Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

Los límites y la palabra no

Mother lecturing child

¿Cuántas veces quisiéramos decir que sí a todo sólo para mantener la calma? Pero los buenos padres a veces tenemos que ser los “malos de la película” y hacer que se respeten las reglas.  Y aunque no es fácil para ningún padre ver a su hijo triste o haciendo un berrinche, es necesario que existan límites y consecuencias por su propio bienestar y buen desarrollo.

Todo niño necesita límites

Los expertos dicen que desde pequeños, es importante que nuestros hijos sepan qué está permitido para ellos y qué es prohibido. De esta manera es cómo los niños pequeños empiezan a desarrollar el control sobre sí mismos.

De hecho, los expertos afirman que los niños necesitan tener límites establecidos ya que les hace sentir que su alrededor es más predecible y por consecuencia, se sienten más seguros.  Criar a un hijo no sólo implica tener una buena relación con él sino que también hacerle saber qué es lo que se espera de su comportamiento.

Y ¿cuáles son las mejores maneras de enseñarles a tus hijos sobre los límites? Sigue leyendo…

Cómo enseñarle límites a los niños

Establecer claramente las reglas y las consecuencias – Los niños deben saber con exactitud lo que se espera de ellos, además de las consecuencias que acompañan a un buen o mal comportamiento. Y si sientes que debes recordárselo antes de entrar a un lugar específico o visitar a alguien, hazlo para evitar “malos entendidos”.

Es muy importante que una vez que digas “no” a algo, no cambies de opinión.  Eso sí, piensa muy bien antes de dar una respuesta para que te puedas mantener firme. También, asegúrate de cumplir con tus promesas. Haz que tu niño sepa que cada vez que haya un comportamiento que no es aceptable, habrá una consecuencia. Asimismo, si exhibe buen comportamiento elógialo para que se dé cuenta de que notas eso también.

La palabra clave : “no”– Los niños piden muchas cosas y, como padres, algunos sentimos que todo lo que decimos es “no” o al contrario, sólo para evitar problemas decimos que sí más de lo debido.  Pero, ¿sabías que, de acuerdo a los expertos, decirle “no” a tu hijo puede ser muy beneficioso para él ? Esta pequeña palabra les enseña lecciones muy valiosas sobre la vida que no se aprenden en la escuela :

  • Cómo comportarse al sentir decepción
  • Cómo argumentar o negociar sus puntos de vista
  • A poner prioridades
  • A diferenciar entre las responsabilidades y el tiempo libre

 

Consistencia y coherencia

Nuestros hijos usualmente tratarán de probar los límites para ver hasta dónde pueden llegar, pero no debemos dar el brazo a torcer. Seamos firmes en lo que decidamos para que no demos lugar a que la próxima vez que digamos no, crean que podemos cambiar de opinión si siguen rogando. Puede que al principio sea difícil para tu niño aceptar que le respondas negativamente, pero poco a poco irá cayendo en cuenta que cuando dices no, es no.

Hasta que nuestros hijos puedan tomar decisiones apropiadas por sí mismos, debemos ser los padres los que debemos crear límites y estructura en sus vidas. Así que diles lo que esperas de ellos, con firmeza y amor, y cumple con consistencia lo que prometes.