Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

La tos y el resfriado durante el embarazo

La tos y el resfriado durante el embarazo

Muchos factores en el embarazo pueden contribuir al aumento de resfriados y gripe, entre ellas el sistema imunológico está trabajando duro y se cree que disminuye levemente durante el embarazo por lo que es más propicio a contraer un resfriado o la gripe. Aunque resfriarse es algo normal, hay ciertos tratamientos que alivian los síntomas del resfriado que no debemos usar mientras estamos embarazadas. Igualmente, hay ciertas precauciones que podemos tomar para probar de prevenir los resfriados y para combatirlos.

Una de las mejores maneras de combatir un resfriado es mantener nuestro sistema inmunológico fuerte con un dieta sana y equilibrada, rica en frutas, verduras y vitaminas. Las vitaminas prenatales no sólo te ayudarán a prevenir posibles defectos de nacimiento en tu bebé pero también pueden ayudarte a sentirte fuerte y con energías durante tu embarazo. Disminuir el estrés y descansar frecuentemente también pueden ayudarte a mantener fuertes tus defensas.

Aún y tomando todas estas medidas preventivas, es posible que durante tu embarazo te resfríes. Los síntomas típicos del resfirado común como el malestar, dolor de cabeza, ojos llorosos, nariz con mucosidad, etc. pueden durar unos días pero nunca está de más chequear con tu doctor para asegurarte que no hay ninguna otra complicación como algún tipo de infección.

¿Cómo tratar un resfriado durante el embarazo?

  • Continúa manteniendo una dieta balanceada, ojalá con muchas frutas y verduras. Puedes añadir alimentos ricos en vitamina C como kiwi, naranjas y limones.
  • Continúa tomando tus vitaminas prenatales.
  • Usa un humidificador de aire para el cuarto donde duermas, te ayudará a respirar mejor.
  • Puedes usar gotas salinas para destapar tu nariz, pero asegúrate que son gotas de sal y agua nada más.
  • Si tienes dolor de garganta, puedes tomar una bebida caliente de agua con miel y limón o ciertos caramelitos que suavizan la garganta y no contienen medicación.
  • Asegúrate de permanecer hidratada bebiendo muchos líquidos. Evita las bebidas con cafeína y prueba de tomar bebidas con vitamina C, como el jugo de naranja.
  • Puedes hacerte friegas con alguna crema o producto que contenga menta que te ayude a destapar el pecho y a respirar mejor. Estas cremas sólo proporcionarán un alivio.
  • Dormir en posición reclinada te ayudará a prevenir que se te tapone la nariz.
  • Descansa tanto como puedas.
  • Si tienes fiebre o dolor de cabeza puedes tomar acetaminofén pero  NO tomes aspirinas u otras medicinas para el dolor como el ibuprofeno durante el embarazo. Antes de tomar cualquier medicamento, consulta con tu doctor. Los descongestionantes no son aconsejables cuando estás embarazada.

Tos en el embarazo

Hay resfríos que al poco tiempo se complican un poco y producen tos. Para aliviar los ataques de tos, no tomes ningún remedio ni jarabe sin consultar al médico. Las inhalaciones de vapor te pueden ayudar, incluso meterte en un cuarto de baño con el vapor de la ducha caliente te puede ayudar. Puedes frotar tu pecho con una crema mentolada y tomar té con miel. Si sientes que te falta mucho el aire, por favor consulta a tu doctor ya que es importante revisarte si la tos es más fuerte de lo normal.

Cuándo ir al médico
Si tus síntomas persisten, si tienes malestares adicionales o cuqluier pregunta, no dudes en consultar con tu doctor. Tu resfriado puede complicarse y transformarse en una infección respiratoria o de garganta.

Cuando el malestar proviene de la gripe o gripa?
Los síntomas de la influenza o gripa incluyen fiebre, dolor de cabeza, catarro, dolor en las articulaciones, fatiga y pérdida del apetito. Algunas personas hablan también de dolor generalizado por todo el cuerpo. Sigue todas las indicaciones para tratar un resfriado y  descansa mucho. Forzarte a continuar tu vida normal durante una gripe sólo complicará más la situación y retrasará tu recuperación. Consulta con tu doctor para asegurarte que no estás sufriendo ninguna infección o complicación como bronquitis o neumonia.

Paciencia… aunque el malestar parezca insoportable, lo superarás y pronto te sentirás mucho mejor.

Compartir