Tu embarazo etapa por etapa
inicio
Inicio
inicio
Parto

La fiebre en los bebés

La fiebre en los beb s

Muchas veces los bebés presentan fiebre alta frente a enfermedades como la infección de oídos, garganta y los virus. Aunque es normal preocuparse, en realidad dicha fiebre está luchando a favor de él.

Cuando la temperatura corporal de tu bebé está por encima de los 38°C (100ºF) se considera que tiene fiebre (o calentura como se le dice en algunos países). Lo notarás enrojecido y caliente, aunque también puede intercalar momentos de temblor y escalofrío. Lo último que deseas es ver a tu bebé en ese estado, y menos aún cuando al tomarle la fiebre, el termómetro muestra una temperatura muy elevada. Tu primer impulso sería llamar al médico para hacerle miles de preguntas, y además te indique que es lo que debes hacer.

Según los pediatras, es muy importante mantener la calma y permanecer junto a tu bebé hasta que el proceso acabe. El pediatra Edwin Cordero explica que por lo general la fiebre está lejos de ser un enemigo, sino que representa una respuesta positiva frente alguna infección. Es simplemente una reacción que activa el sistema inmunológico, produciendo las defensas del cuerpo contra la infección.

Muchas veces los bebés presentan fiebre alta frente a enfermedades menores, como son la infección de oído, de garganta y hasta cuando le comienzan a salir los primeros dientes. Sin embargo, aunque como mamá te duele ver a tu adorado angelito librando una batalla dentro de su propio cuerpo, en realidad dicha fiebre está luchando a favor de él. Según el doctor Cordero, solamente el cuatro por ciento de los bebés que presentan fiebre demasiado alta (40ºC/104ºF) pueden padecer de convulsiones y deshidratación. Por lo general son casos muy raros y se controlan por si mismos en cuestión de minutos.

Mitos de la fiebre en bebés

Sin embargo, hay algunos mitos alrededor de la fiebre. Es posible que alguna vez hayas escuchado que un bebé con fiebre muy alta por varios días puede quedar estéril. Al respecto, consultamos con el doctor Cordero, quien dijo nunca haber oído ningún caso de esterilidad relacionado con la fiebre.

Cuándo llamar al pediatra en caso de fiebre

De igual manera, como mamá tienes que estar preparada para llamar al pediatra lo antes posible cuando notes a tu hijo con los siguientes síntomas:

  • Caliente, enrojecido y extremadamente decaído
  • Con los ojitos hundidos y llorosos
  • La boca y las mucosas secas
  • Orina muy poco
  • En bebés recién nacidos, cualquier fiebre necesita ser consultada con el pediatra.

Algunos de los síntomas arriba mencionados son las señales de que un bebé  está deshidratado, especialmente si no orina en un lapso de seis horas. En ese momento debes hablar urgentemente con el pediatra.

Cómo bajar la fiebre de tu bebé

No siempre los consejos de las abuelitas son efectivos para bajar la fiebre del bebé. Por ejemplo, la creencia de que hay que abrigar al bebé para que transpire la fiebre es falsa. Por el contrario, los médicos aconsejan disminuir la cantidad de ropa si está demasiado abrigado. Tampoco es bueno sumergir al bebé en una bañera con agua casi congelada, ya que los tiritones le harán subir más su temperatura corporal. Las frotaciones con alcohol no son buenas y debes evitarlas.

Aquí tienes más consejos para saber cómo bajar la fiebre de tu bebé en casa y sin alarmarte:

  • Dale un baño de agua tibia. No hay necesidad de sumergirlo, simplemente metiéndolo en cinco dedos de agua, lograrás el mismo efecto acariciando suavemente todo su cuerpo con una esponja (no es recomendable el agua fría).
  • Vístelo con ropa de algodón liviana.
  • Déjalo descansar en un ambiente fresco.
  • Dale a beber mucho líquido para evitar la deshidratación.
  • Siempre bajo la supervisión del pediatra (necesitas consultar con él la dosis y qué remedio es adecuado), suminístrale alguna medicina para bajar la fiebre como el paracetamol o acetaminofén y el ibuprofeno (sólo si es mayor de 6 meses y no es alérgico ni sufre de problemas gastrointestinales).
  • Nunca debes darle aspirina, porque en niños está asociada a un síndrome muy peligroso que puede causar daños cerebrales llamado síndrome de Reye.
  • No lo frotes con alcohol.

Si después de dos días de tomar estas medidas, no cede la fiebre, o notas que a tu bebé le salen manchas en la piel, vomita y se toca la cabecita llorando como si le doliera, consulta al pediatra.