Tu embarazo etapa por etapa
inicio
Inicio
inicio
Parto

Inducción de ovulación

Inducci n de ovulaci nUna de las primeras opciones en el tratamiento de la infertilidad es la inducción de la ovulación, procedimiento en el cual se indican medicamentos para estimular la actividad ovárica en pacientes que no ovulan normalmente.

Las hormonas reproductivas
El ciclo reproductivo femenino está controlado por hormonas liberadas en varios órganos. En la base del cerebro se encuentra el hipotálamo, el cual produce una hormona llamada Liberadora de Gonadotrofinas (GnRH): Esta hormona estimula a otra glándula, llamada Hipófisis, la cual libera dos hormonas involucradas en la reproducción: la Folículoestimulante (FSH) y la Luteinizante (LH). Ambas tienen efecto sobre los ovarios durante el ciclo femenino.
Las cantidades de FSH y LH liberadas cambian a lo largo del ciclo. La FSH estimula el crecimiento de pequeños quistes en el ovario llamados folículos. Cada folículo contiene un oocito (óvulo) y produce hormonas.
La LH ayuda a la FSH a producir estas hormonas antes y después de la ovulación. En la mitad del ciclo se produce un ascenso en la cantidad de LH y FSH, con la consiguiente ruptura del folículo y liberación del oocito; este pico de LH es el responsable de la maduración y liberación del oocito para ser fertilizado.

Los ovarios
Las mujeres tienen 2 ovarios. Están localizados en la pelvis a los lados del útero. Sus principales funciones son las de ovulación y de producción de hormonas.
Cada mes la mujer que ovula normalmente tendrá el desarrollo de un folículo de aproximadamente 20 mm de diámetro y liberará un oocito, el cual pasa a la trompa de Fallopio homolateral. Aquí tiene lugar la fertilización, el embrión recién formado sigue curso hacia el endometrio donde se implanta y se desarrollará el embarazo.
Los ovarios también producen hormonas. Las más importantes son los estrógenos y progesterona. Los estrógenos promueven el crecimiento del endometrio, y la progesterona que se libera luego de la ovulación prepara dicho endometrio para el embarazo. En caso de no producirse el embarazo, dicho endometrio se descama como menstruación en aproximadamente 14 días luego de la ovulación.

Indicaciones
La estimulación de la ovulación se realiza en las siguientes situaciones:
I – Mujeres con alteraciones hormonales:
Una inadecuada o disbalanceada liberación de FSH o de LH suele producir la ausencia de ovulación. Esto puede o no acompañarse con falta de menstruación.
Existen algunas mujeres en las cuales no existe la liberación de gonadotrofinas, quienes no ovulan.
Otras situaciones similares se producen en pacientes con muy bajo peso y en mujeres con poliquistosis de ovario.
II – Mujeres que ovulan normalmente:
Se indica para aumentar las chances de embarazo con la utilización de diferentes técnicas, tales como la inseminación, ya que se desea obtener un mayor número de óvulos que los que produce normalmente el ovario.

Medicamentos utilizados
Citrato de Clomifeno: Es la medicación más comúnmente utilizada para inducir la ovulación. Los resultados muestran que de cada cinco mujeres cuatro ovulan bajo este tratamiento, pero sólo tres se embarazan. Se han reportado efectos adversos como cefalea (dolores de cabeza), calores, depresión, vértigo etc. No existen riesgos de defectos de nacimiento en los recién nacidos bajo esta medicación.
Gonadotrofinas: Si bien el Clomifeno es una droga útil para inducir la ovulación, no siempre es exitoso, especialmente en pacientes con ovarios poliquísticos.
Por lo tanto, si luego de un período de tratamiento con Citrato de Clomifeno no se consigue el resultado esperado, se debe recurrir a tratamientos alternativos.
Las gonatrofinas proveen FSH Y LH en variables cantidades. E1 tratamiento comienza a pocos días de la menstruación. Las dosis varían de paciente en paciente, en base a la respuesta del ovario al tratamiento. Se administran en forma intramuscular o subcutánea.

Control del tratamiento:
La inducción de ovulación permite a las mujeres ovular normalmente y tener la oportunidad de lograr el embarazo.
El control de la respuesta al tratamiento es de gran importancia para obtener éxito y evitar los efectos adversos.
CEGYR utiliza la mejor forma de control, la ecografía. Habitualmente se usa la ecografía transvaginal, en la cual se controlan la cantidad de folículos desarrollados en el ovario y el endometrio que también responde al tratamiento. Acompaña al control ecográfico, el dosaje de hormonas en sangre tales como los estrógenos (hormonas producidas en el ovario), quienes nos indican la respuesta ovárica.
El ciclo femenino natural presenta el pico de LH, el cual en el día 14 permite la maduración y liberación del oocito. Este hecho se imita durante los tratamientos de inducción de ovulación con la administración de una hormona llamada Gonadotrofina Coriónica Humana (HCG). Esta hormona tarda aproximadamente 36 hs. en actuar. Se aconseja durante este período mantener relaciones sexuales para aumentar las posibilidades de embarazo.
Se puede confirmar que ocurrió la ovulación determinando en sangre los niveles de progesterona.

Efectos adversos:
Los efectos adversos del Citrato de Clomifeno y las gonadotrofinas son de rara aparición y de corta duración.
Entre los riesgos del tratamiento se citan el síndrome de hiperestimulación ovárica (OHSS) y el embarazo múltiple.
- Síndrome de hiperestimulación ovárica: Se presenta cuando se obtiene el crecimiento de demasiados folículos. Causa distensión abdominal, náuseas, vómitos y a veces dificultad para respirar. En casos extremos es necesaria la internación de la paciente. Se evita con un correcto monitoreo de la respuesta ovárica a la estimulación.
- Embarazo múltiple: El tratamiento puede suspenderse si se sospecha ese riesgo.

Información reproducida con permiso del Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción CEGYR. Visita su sitio web en http://www.cegyr.org.ar/