Definición

La Hepatitis A es una infección que ataca a las células del hígado y provoca inflamación. Se transmite, principalmente, cuando una persona no infectada (y no vacunada) come o bebe algo que fue contaminado por las heces de una persona infectada por este virus.

 

Tratamiento

  • Vigilar el estado del paciente
  • Vigilar estado nutrimental e hidratación
  • Mitigar la fiebre o la diarrea hasta que la enfermedad remita por completo.

Complicaciones

Información adicional

La hepatitis A, aunque rara vez es mortal, sí puede causar síntomas debilitantes y, en contados casos, puede derivar en una insuficiencia hepática aguda, por no mencionar su lenta, muy lenta recuperación (hablamos de meses y de mucho reposo).

No todos los que contraen la enfermedad presentan la totalidad de los malestares y, para buena suerte de los más chiquitos, “los menores de seis años no suelen tener síntomas (o son muy leves y solo el 10% muestra ictericia)”.

 

Fuente

  • Organización Mundial de la Salud
  • Immunization Action Coalition
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos.

 

La Hepatitis A es una infección que ataca a las células del hígado y provoca inflamación. Se transmite cuando una persona no infectada come o bebe algo que fue contaminado por las heces de una persona infectada por este virus.

Síntomas

  • Fiebre
  • Malestar
  • Cansancio
  • Debilidad
  • Pérdida de apetito
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Molestias abdominales
  • Coloración oscura de la orina
  • Coloración amarillenta de la piel y la esclerótica ocular (a esto  se le conoce como ictericia).

 

El periodo de incubación del virus, es decir, el tiempo en que se empiezan a manifestar las señales de la infección, es de entre 14 y 28 días. Y aquí empieza un poco el calvario, pues el malestar dura aproximadamente 2 meses, aunque hay algunas personas que la pueden padecer hasta 6. Se sabe que aproximadamente de 1 de cada 5 infectados con hepatitis A deben ser hospitalizados.

 

Danos tu opinión