Definición

La amigdalitis no es otra cosa que la inflamación de las amígdalas cuando éstas se infectan de virus o bacterias a los que han tratado de combatir.

 

Tratamiento

Éste dependerá de si la amigdalitis es producida por un virus o una bacteria.

En el primer caso, no hay medicinas que la curen inmediatamente, sino que será el cuerpo el que termine eliminando el virus. No obstante, el pediatra te puede recomendar tratamientos para suavizar los síntomas, como analgésicos para el dolor o antipiréticos para la fiebre.

Si el médico diagnostica una amigdalitis de origen bacteriano, luego de hacer una prueba de laboratorio, le recetará a tu hijo un antibiótico. En este caso, es importante que tomes dos precauciones: en primer lugar, nunca le suministres antibióticos que el facultativo no le haya recetado expresamente, pues cada bacteria responde a un tratamiento en concreto; por otro lado, es necesario que le des a tu niño la dosis indicada durante todos los días señalados, aunque presente mejoría antes; de lo contrario, la infección puede regresar, y será más difícil de eliminar.

 

Complicaciones

En caso de que se sufra de amigdalitis en forma periódica, o si cuando la padece, tiene grandes dificultades para respirar. Aunque relativamente sencilla, es una operación en la que se le administra al paciente anestesia general, lo que implica que éste deba pasar en el hospital al menos doce horas después de la operación.

 

Información adicional

la amigdalitis es una enfermedad bastante común y que tiene diferentes tratamientos, dependiendo de su origen y gravedad, incluyendo la posibilidad de extirpar las amígdalas. Lo importante es que tomes las medidas adecuadas de forma inmediata para evitar complicaciones, incluyendo consultar con el médico lo más pronto posible.

 

Fuente

https://www.nlm.nih.gov

La amigdalitis no es otra cosa que la inflamación de las amígdalas cuando éstas se infectan de virus o bacterias a los que han tratado de combatir.

Síntomas

  • Hinchazón
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dificultades para tragar
  • Pequeños depósitos de pus

 

Danos tu opinión