Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

Exámenes Comunes durante el Primer Trimestre de Embarazo

Ex menes Comunes durante el Primer Trimestre de Embarazo

En las primeras semanas de embarazo, el primer examen que te harás de seguro será uno de sangre para confirmar la presencia de la hormona llamada gonadotropina coriónica humana (GCH), que sólo está presente cuando se produce la concepción. También es muy común que tu médico haga exámenes de orina para ver que no tengas una infección y a veces incluso realiza el papanicolau (esto no perjudica el embarazo).

Sin embargo, hay exámenes menos conocidos que se pueden hacer en caso de que la futura mamá quiera saber la probabilidad de tener un bebé con algún problema genético. Esto es opcional y es una decisión muy personal que debe conversarse con el médico.

La detección durante el primer trimestre es una combinación de pruebas de ultrasonido fetal y sangre materna, realizadas durante los tres primeros meses del embarazo. Este proceso de detección puede ayudar a determinar el riesgo fetal de padecer ciertos defectos congénitos. Puede utilizarse como única forma de diagnóstico o en combinación con otras pruebas.

1- Ultrasonido para la translucencia nucal (TN): La detección por translucencia nucal se vale de una prueba de ultrasonido para evaluar el área por detrás del cuello del feto, en busca de aumento de líquido o engrosamiento.

2- Pruebas de suero materno (sangre): Las pruebas de sangre miden dos sustancias que se encuentran en la sangre de toda mujer embarazada:
* Proteína plasmática A producida por la placenta al comienzo de la gestación
* Gonadotropina coriónica humana (GCH) una hormona producida por la placenta al comienzo del embarazo.

Cuando se utilizan juntos como pruebas de detección durante el primer trimestre, las pruebas de translucencia nucal y de sangre materna son más efectivas que individualmente, a la hora de determinar si el feto pudiera tener algún defecto congénito, como el síndrome de Down. Los expertos aclaran sin embargo, que los únicos exámenes que no arrojan falsos negativos ni falsos positivos son los genéticos, como la muestra de vello coriónico o la amniocentesis, que explicaremos en otro artículo. Esos exámenes son más invasivos y conllevan algunos riesgos, por lo que no son rutinarios.

Recuerda que tu obstetra es el más indicado para guíarte y debes preguntarle a él cualquier duda que tengas sobre tu embarazo.