Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

Embarazo en adolescentes

Embarazo en adolescentesCuando una adolescente se entera que está embarazada puede sentir un cúmulo de emociones muy fuertes (confusión, miedo, ira?) Estos embarazos no son planeados (en la mayoría de los casos) y son el inicio de un largo viaje de decisiones importantes y cambios. Si tu o alguien que conoces se encuentra en esta situación, te ofrecemos unos importantes consejos para ayudarte en tu camino.

Cuidados prenatales
Lo primero es buscar atención médica cuanto antes. Aunque hablar acerca de tu embarazo puede resultar muy difícil para ti en estos momentos, es muy importante empezar a recibir cuidado prenatal. El cuidado prenatal te ayudará a tomar las decisiones necesarias en tu trayectoria y además te protegerá a ti y a tu bebé. Sabemos que todas las adolescentes tienen opciones acerca de su embarazo y queremos resaltar que recibir cuidado prenatal no va a afectar tus opciones, sino facilitarlas y asegurarte que sea lo que sea que decidas, tu salud estará bajo control.

¿Qué pasará en tu primera cita con el doctor? El doctor/a te hará un examen pélvico, unos análisis de sangre y orina y te ofrecerá recomendaciones para cuidar tu salud durante el embarazo. Es un momento excelente para compartir cualquier pregunta o preocupación que tengas.

Empieza a tomar un suplemento vitamínico especial para embarazadas. Estas vitaminas pueden comprarse sin receta médica en cualquier farmacia y son esenciales para proteger a tu bebé de defectos de nacimiento.

Probablemente tu doctor te hablará de la importancia de alterar algunos hábitos en tu estilo de vida para proteger tu salud y la de tu bebé. Estos cambios son esenciales y debes probar de ponerlos en práctica tan pronto como sepas que estás embarazada. Mantener una dieta equilibrada te ayudará a sentirte mejor, manejar tu aumento de peso y asegurar tu salud y la de tu bebé. Aquí te ofrecemos algunas ideas de menús para la embarazada.

No fumar o tomar drogas durante el embarazo (el tabaco y las drogas aumentan el riesgo nacimiento prematuro, complicaciones durante el embarazo y bajo peso en el nacimiento). Igualmente, no consumir bebidas alcoholicas durante el embarazo ya que pueden tener serias consecuencias en el desarrollo físico y mental del bebé.

También es importante evitar tomar cafeína en exceso y no debes tomar ninguna medicación (incluyendo medicaciones o remedios naturales) sin consultar con tu doctor.

Si eres una persona que hace mucho deporte, consulta con tu doctor acerca de cuánto deporte puedes hacer. Si no eres muy activa, el ejercicio moderado (en consulta con tu médico) puede ser muy beneficioso y puede ayudarte con la labor del parto. Recuerda descansar siempre que te sientas cansada y en general probar de descansar lo suficiente durante el día.

Si continúas manteniendo relaciones sexuales, recuerda que es esencial que siempre mantengas relaciones seguras. El embarazo no te protege de enfermedades de transmisión sexual que pueden tener efectos muy negativos para ti y tu bebé. Una vez haya nacido el bebé, puedes quedar embarazada aunque estés dando de lactar. Consulta con tu doctor acerca de métodos anticonceptivos.

Impacto emocional en ti y tu familia

El impacto emocional del embarazo en ti y en tu familia es importante y va a llevar un tiempo para cada integrante de tu familia de procesar la nueva situación. Es normal que tus padres reaccionen con sorpresa, enojo, culpabilidad pero su primera reacción no es necesariamente un reflejo de cómo va a ser la relación con ellos a lo largo de este proceso. Todos han de darse tiempo de sentir las diferentes emociones y poco a poco ir manejándolas y canalizándolas para el bienestar de la familia. Es común que las familias quieran consultar con un consejero para manejar estas fuertes emociones y esta consulta puede ser muy valiosa para todos. Conseguir manejar las emociones te ayudará a llevar a cabo tu embarazo o tus planes y a tu familia a poder apoyarte en el proceso. Busca ayuda con tu doctor, un consejero o profesional de salud mental si te sientes desbordada por tus emociones.

Aislarse, alejarse de familiares y amigos puede tener efectos muy negativos en este momento para ti. Date tiempo y dale a tiempo a tu familia y amigos pero asegúrate que les comunicas lo muy importantes que son para ti en estos momentos y lo mucho que necesitas su apoyo. Los estudios nos han demostrado que el apoyo de los seres queridos tiene el mayor impacto en el desarrollo satisfactorio de los embarazos en adolescentes.

Existen grupos de apoyo para adolescentes embarazadas y para sus familiares. También puedes llamar a este número gratuito y preguntar acerca de grupos de apoyo en tu área: Línea nacional de ayuda para adolescentes en crisis: 1-800-448-4663
Línea nacional de consejería para conflictos familiares y con adolescentes:1-800-448-3000

Prepararse para la maternidad

Es casi imposible estar totalmente preparado para lo que la maternidad va a traer pero sí que hay ciertas cosas que pueden ayudarte a hacerte una idea. Habla con tus familiares acerca de qué significó para ellos tener un hijo, qué cambios tuvieron que hacer en su vida y cómo pueden ayudarte a prepararte.

Inscríbete en una clase de educación prenatal (consulta con tu doctor para recomendaciones) donde aprenderás acerca del parto y del cuidado posterior de tu bebé.

Ser padre te presentará con desafíos inesperados que pueden generar mucho estrés. Habla con tus familiares y amigos acerca de cómo manejan el estrés y observa también tus reacciones antes situaciones estresantes. Aprender estrategias para manejar el estrés te pueden ser muy útiles para afrontar los desafíos de la maternidad. Un consejero, un grupo de apoyo o un profesional de la salud mental también pueden ayudarte a desarrollar estrategias para manejar el estrés.

Conéctate con grupos de educación, de servicios sociales y de apoyo diseñados para adolescentes embarazadas. Estos grupos pueden tener programas excelentes para ayudarte a sentirte preparada para la maternidad. Puedes encontrar información acerca de estos programas en Estados Unidos en Línea nacional de ayuda para adolescentes en crisis: 1-800-448-4663 y consultando con tu doctor.

Planea tu futuro
Tener un bebé no significa tener que abandonar tus estudios y sueños. Infórmate acerca de escuelas que tiene programas especiales para adolescentes embarazadas o para mamás adolescentes. Busca grupos de apoyo de otras mamás adolescentes con quien puedas hablar y compartir tus inquietudes. Habla con tu familia acerca de cómo organizarán sus vidas cuando llegue el nuevo bebé.

Les deseamos mucha salud y bienestar a todos los que afronten estas difíciles situaciones y les recordamos que la mejor herramienta para prevenir los embarazos no deseados en adolescentes es la comunicación abierta y la educación sexual que se establece desde la niñez.

No te pierdas estos artículos