Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

Respuestas sobre el embarazo ectópico o extrauterino

37697423_large

Respuestas sobre el embarazo ect pico o extrauterino

La mayoría de las mujeres al poco tiempo de confirmar su embarazo, acuden al médico para ver que todo ande bien. En ese chequeo, una de las principales preocupaciones del doctor es que el embrión esté bien ubicado. Es decir, que esté en el útero de la embarazada. Si no, lamentablemente tendrá que darle una mala noticia.

El embarazo ectópico, conocido también como extrauterino o tubárico, se produce cuando un óvulo fertilizado se implanta fuera del útero. Aquí te explicamos sus síntomas y riesgos, que son muchos. La mayoría de las veces el embrión se implanta en una de las trompas de Falopio, pero ocasionalmente puede implantarse en un ovario o en la cavidad abdominal. Si se deja crecer, el crecimiento del embrión puede generar una ruptura de la trompa de Falopio, causando una hemorragia interna o una infección y poniendo a la mujer en riesgo de muerte. Por eso es muy importante entender que este embarazo no puede prosperar.

Los embarazos ectópicos ocurren cuando el óvulo fertilizado se detiene en su recorrido desde los ovarios hacia el útero a través de la trompa de Falopio. El tránsito del óvulo puede verse bloqueado por cicatrices resultantes de infecciones, cirugía tubárica, endometriosis o por anomalías en las trompas. Los embarazos ectópicos conducen a la pérdida del feto y hoy son la principal causa de las muertes ocurridas durante el primer trimestre de embarazo.

Factores que pueden predisponer a tener un embarazo ectópico

Un embarazo ectópico no se puede prevenir, pero hay ciertos factores de riesgo que predisponen ciertas mujeres a tenerlos. Algunos son:
Signos y síntomas de un embarazo extrauterino

Es posible que no haya síntomas que apunten a un embarazo ectópico durante las primeras semanas después de la concepción y algunas mujeres no se enteran de que están embarazadas. Muchas veces el embarazo no es detectado hasta que desgarra o atraviesa las paredes de la trompa de Falopio, lo que produce un dolor agudo muy fuerte que requiere atención de urgencia.

Algunos síntomas de un embarazo tubárico, que son muy similares a los de cualquier embarazo:
Los embarazos ectópicos que generan sangrado en el abdomen especialmente en la zona del diafragma, pueden provocan dolor en el hombro, ya que se irradia el malestar. El dolor de hombro en las mujeres que están o que pueden estar embarazadas, puede ser una señal de embarazo ectópico.
¿Cómo saber si se trata de un embarazo ectópico?

Como los síntomas varían y muchas veces no se presentan hasta etapas más avanzadas del embarazo, es difícil diagnosticar los embarazos ectópicos sin acudir al médico. Lo más común es que el doctor realice un ultrasonido o ecografía, un procedimiento en el cual se aplican ondas sonoras para crear una imagen de la cavidad pélvica. Los equipos modernos permiten visualizar al embrión incluso a la quinta o sexta semana de embarazo.

También se puede medir el cambio en los niveles en la sangre de la hormona del embarazo, llamada gonadotropina coriónica humana (HCG), ya que los niveles más bajos de lo normal pueden significar que hay un embarazo ectópico.

Qué sucede si se produce un embarazo extrauterino
Los embarazos ectópicos se deben diagnosticar lo antes posible para impedir el desgarro o rotura de la trompa de Falopio. Si el embarazo fuera del útero se diagnostica a tiempo, es posible realizar una delicada microcirugía para evitar que se dañe la trompa. Se puede extraer o remover quirúrgicamente sin dificultad un embarazo ectópico de la extremidad de una trompa que todavía no se ha desgarrado. Actualmente se utiliza el metotrexato como tratamiento para interrumpir embarazos ectópicos. Dicho medicamento se receta y administra bajo supervisión médica.
Cuando la otra trompa es normal y el embarazo está avanzando, el doctor puede optar por realizar una salpingectomía, o sea la extracción de la trompa de Falopio que contiene el embarazo ectópico. La trompa se puede extraer a través de una apertura en el abdomen (procedimiento abierto) o a través de un pequeño corte cerca del ombligo, usando laparoscopia. El objetivo de las cirugías conservadoras desarrolladas recientemente es preservar la trompa y mantener la fertilidad de la mujer.

 

Si la trompa se ha desgarrado, pueden presentarse hemorragias severas, a partir de lo cual la prioridad es salvar la vida de la mujer antes que preservar la trompa de Falopio. En esos casos, lo que se hace es extraer la trompa tratando de preservar el ovario adyacente. También se administran antibióticos, ya que la sangre acumulada en el abdomen pone a la mujer en riesgo de sufrir peritonitis, una infección en la pared de la cavidad abdominal, cuya tasa de mortalidad oscila entre 12 y 57 por ciento. Los nuevos antibióticos han permitido disminuir la tasa de mortalidad por peritonitis, pero aun así sigue siendo alta.

 

Después de un embarazo ectópico, se puede realizar una cirugía con láser para restablecer las funciones reproductivas. Las tasas de embarazo después de una cirugía láser son levemente mayores (54 por ciento) que las tasas después de una cirugía con electrocauterio, pero la diferencia no es estadísticamente significativa.

 

¿Me puedo volver a embarazar si tuve un embarazo ectópico?

Las posibilidades de embarazarse luego de tener un embarazo ectópico varían en cada caso. Es posible que la fertilidad se vea reducida, dependiendo del grado de cicatrización de la trompa de Falopio afectada y del funcionamiento de la trompa restante (si se tuvo que extraer una trompa). Entre las mujeres que quieren volver a quedar embarazadas después de un embarazo ectópico, las tasas de éxito varían de 61 a 100 por ciento según el grado de daño que hayan sufrido las trompas.

La cicatrización, que puede reducir las posibilidades de un futuro embarazo, se produce cerca del octavo día después de la cirugía. Las cicatrices se pueden remover con laparoscopia y no suelen reaparecer después de dicho procedimiento.

 

Además, las nuevas técnicas de fertilización in vitro han aumentado las posibilidades de embarazo para mujeres con ausencia de una trompa o que presentan tejido de cicatriz en una trompa.

 

Qué esperar después de un embarazo ectópico
La mayoría de las mujeres que han tenido un embarazo ectópico pueden más tarde tener un embarazo normal. Sin embargo, hay que estar alerta, porque es posible que entre un 10 al 20 por ciento de los casos vuelvan a presentar otro embarazo ectópico. Algunas mujeres no vuelven a quedar embarazadas de nuevo  a menos que recurran a la fertilización asistida. Sin embargo, no te asustes. Si estás pasando por esto, la tecnología médica ha avanzado tanto que la detección temprana es mucho más común hoy que hace tan solo una década atrás. Y la detección temprana ayuda a tener un mejor pronóstico.

 

Algo muy importante que pocos recuerdan es que la mujer que pierde un embarazo, aún sabiendo que era imposible que prosperara, puede pasar por momentos de mucha tristeza y hasta de depresión. Es muy importante contar con el apoyo de quienes la rodean para que pueda vivir su duelo, recuperarse física y psicologicamente y luego asumir su dolor. No hay que minimizarlo, ya que como toda pérdida, deja un gran vacío.

Compartir

Leer más ...