Tu embarazo etapa por etapa
inicio
Inicio
inicio
Parto

Ayuda a que tu bebé distinga el día de la noche para que duerma mejor

Ayuda a que tu beb  distinga el d a de la noche para que duerma mejor

¿Cuándo dormirá mi bebé toda la noche? ¿Es normal que mi hijo se despierte tan seguido? ¿Qué puedo hacer para que mi bebito duerma? Estas son preguntas muy comunes entre los padres. Una de las claves para que tu bebé duerma bien en la noche después de los seis meses es enseñarle a distinguir las horas de vigilia de las de sueño. Te ofrecemos algunos consejos para facilitarle el aprendizaje a tu pequeñín. Lo más importante es que de alguna manera tu bebé se dé cuenta de que hay momentos para jugar, momentos para hacer siesta y otros, para dormir en la noche. Para distinguir el día de la noche:

  • Coloca a tu bebé en un coche (carreola) o portabebés cuando le toca la siesta diurna.
  • Durante el día, tapa al bebé con una colcha distinta a la que usas en la noche, de manera holgada.
  • Permítele a tu hijo dormir una siesta de dos horas durante el día y luego despiértalo. Ten paciencia y espera a que esté bien despierto antes de darle de comer o de empezar a jugar con él.
  • Usa la cuna sólo para acostar al bebé en la noche. De esa manera, el niño asociará su cuna con la rutina de la noche.
  • Cuando tu bebé se despierte en la noche, no debes encender la luz. Usa ojalá una luz nocturna en la habitación del bebé (de esas que usan los niños más grandes para no temerle a la oscuridad) o instala un regulador de luz que permita iluminar al mínimo el cuarto en la noche. Trata de mudar al bebé o de darle su biberón de la manera más calmada y callada posible, para evitar sobre estimularlo.
  • Al acostar al bebé, si hace frío, envuélvelo en una manta o colcha de la manera más apegada posible al cuerpecito del niño, para así crear una diferencia con la siesta.

Es muy importante notar que no se puede esperar que los recién nacidos duerman de corrido toda la noche. Los sicólogos tampoco recomiendan que antes de los seis meses se deje llorar a un niño por la noche.