Tu embarazo etapa por etapa
inicio
Inicio
inicio
Parto

Aprende a detectar cuándo ovulas

22475784_large

Aprende a detectar cu ndo ovulas

Para poder quedar embarazada, es clave conocer tus días fértiles para así tener relaciones con tu pareja en tu época fértil, es decir, cuando estás ovulando o por ovular. En general, durante cada ciclo tus ovarios liberan un óvulo que vivirá entre 12 a 24 horas, período durante el cual puede ser fecundado por un espermatozoide. Si en esas escasas horas no llega un espermatozoide, el óvulo se pierde y es expulsado por el cuerpo poco antes de o durante la menstruación.

Por esto, es muy importante cuando planeas concebir, conocer tu cuerpo y aprender a detectar tus momentos fértiles. En promedio, la mujer ovula 14 días antes de que comience su próxima regla. Si eres regular (tienes ciclos que siempre duran igual cantidad de días), esta información te sirve para determinar el período más fértil. Por ejemplo, si tienes ciclos de 28 días, tu época fértil es entre el día 13 al 16, ya que el día 14 estarías ovulando. Si tus ciclos son de 30 días, tu período de mayor fertilidad se produce entre el días 15 y el 18 del ciclo. Se considera que el día 1 del ciclo es cuando comienza la menstruación.

Hay mujeres que se dan cuenta con gran facilidad de que están a punto de ovular. Otras, no tienen la misma suerte. Lo mejor es aprender a conocer tu cuerpo. Por ejemplo, justo antes de que ovules, tu cuerpo produce abundante mucosidad vaginal para ayudar a los espermios en el proceso de fecundación. Con esa sustancia, los espermatozoides sobreviven varios días adentro tuyo.

Puedes usar el Calendario de Ovulación de TodoBebe para tener una idea de cuáles son los mejores días del ciclo. También es bueno prestarle atención a tu cuerpo.

Los siguientes son signos de fertilidad, pero no todos siempre están presentes:

  • Leve dolor en la zona ovárica que dura alrededor de 24 horas. En alemán, este dolor se denomina “mittelschmerz” (dolor de mitad del ciclo).
  • Abundancia de mucosidad vaginal elástica y transparente (se parece a la clara de huevo). En general, la mucosidad es fértil cuando al tocarla con el dedo índice y pulgar, ésta se estira bastante sin romperse. Si al tocarla, ésta no se estira, no es fértil.
  • Más sensibilidad en los pechos.
  • La temperatura corporal aumenta levemente cuando ovulas. Hay mujeres que encuentran muy útil tomarse la temperatura basal (es decir, apenas te despiertas, antes de hacer actividad alguna) durante todo el mes. Apenas se detecta un aumento de la temperatura, significa que ya has ovulado. Si tu temperatura basal se mantiene alta por más de 17 días, puedes deducir que estás embarazada.
  • Mayor deseo sexual y más energía en general.

Además, si no te importa gastar dinero, puedes usar las pruebas de orina que existen en el mercado para detectar la ovulación. Son similares a los tests caseros de embarazo, con la diferencia de que detectan la hormona LH, que está presente cuando los ovarios están liberando un óvulo. Cuando la hormona está presente, aparecen dos líneas del mismo color, o la raya de prueba es más fuerte que la de control. Si se usan de acuerdo a las instrucciones del paquete, estas pruebas son bastante efectivas, pero a la larga resultan bastante caras, ya que cada mes tendrías que estar comprando un paquete nuevo.

Por otra parte, conviene puntualizar que no en todos los ciclos se ovula, lo que es normal de vez en cuando. Si detectas que no has estado ovulando en más de 3 ciclos seguidos, es momento de consultar a un médico, ya que sin ovulación, no hay posibilidades de quedar embarazada y quizás necesitas tomar algún medicamento para estimular los ovarios.

Y recuerda: aun cuando hagas el amor cuando estás fértil, sólo existe una pequeña probabilidad, cercana al 20%, de que quedes embarazada. Hay muchos factores que influyen en el milagro de la concepción, por lo que trata de no obsesionarte con el tema y fíjate un plazo razonable (un año si eres menor de 35 y 6 meses si eres mayor de 35) para lograr un embarazo. Mientras tanto, toma tus vitaminas con ácido fólico para así asegurar que cuando llegue tu bebé, sea lo más sano posible.