Tu embarazo etapa por etapa

  • Primer trimestre
  • Segundo trimestre
  • Tercer trimestre
  • Inicio
  • Parto
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años

5 Consejos para concebir más rápido

iStock_000009377063Small

Es muy raro que al primer intento quedes embarazada. Es más, los médicos consideran que las parejas sanas deben darse plazo mínimo de un año para concebir. Es hasta que haya pasado ese plazo, que recomiendan hacerse exámenes para determinar si existe algún problema de infertilidad.

Sin embargo, nunca está de más una ayudita, así que aquí les damos algunos consejos para maximizar tus posibilidades de quedar encinta. Además, no te pierdas nuestros consejos en video.

Para concebir más rápido:

  • Trata de determinar tu fecha de ovulación o época fértil. Anota la fecha del primer día de tu regla y cuéntala como el día 1. También es útil saber cuántos días duran tus ciclos (un ciclo se cuenta desde el primer día de sangrado hasta el día antes de que te llegue la siguiente regla). Saca un promedio de duración de tus ciclos y réstale a ese número 14 días para determinar tu fecha aproximada de ovulación. Concentra tus esfuerzos en los tres días previos y posteriores a tu ovulación, ya que el óvulo sólo sobrevive pocas horas, mientras que los espermatozoides pueden sobrevivir varios días. Por ejemplo, en un ciclo promedio de 28 días, la ovulación debiera ocurrir cerca del día 14. Por lo tanto, para maximizar las probabilidades, los mejores días para quedar embarazada son entre el día 12 y el 16.
  • Haz el amor un día sí y otro no durante la época fértil. Contrario a lo que se piensa, hacerlo todos los días no aumenta las probabilidades de quedar embarazada. Pero no “acumules” todas las fuerzas hasta la semana fértil. Para que el conteo de espermatozoides sea óptimo, el hombre necesita eyacular por lo menos cada 3 días.
  • Elimina el alcohol y el tabaco de tu vida. Existen estudios que han hallado una relación entre consumo de alcohol y menor fertilidad. También se cree que el cigarrillo perjudica la concepción.
  • Después de tener relaciones con tu pareja, quédate acostada por un mínimo de media hora, para darle una oportunidad a los espermatozoides de llegar al óvulo. Además, hay quienes dicen que si colocas una almohada debajo de tu pelvis, ayudará a la fecundación.
  • No vayas al baño ni te duches apenas termines el “momento romántico”. Espera un buen rato para maximizar las oportunidades de que los “nadadores” lleguen a su destino.

Además, ¡pásenla bien! Aunque no es requisito indispensable, las contracciones producidas por el orgasmo femenino ayudan a que los espermatozoides naden más rápido y puedan llegar al óvulo. Pídele a tu pareja que no use ropa interior muy apegada. Ojalá también evite los baños muy calientes como jacuzzis, ya que afectan la producción de esperma. ¡Suerte y a ponerse las pilas!

Compartir

Leer más ...