Little girl reading magic book, fantasy concept
Las herramientas para enseñarles a leer están en tus manos sin necesidad de comprar nada.

Cómo enseñarle a leer a tu niño en edad preescolar

(TODO BEBÉ).- Leer además de ser placentero es bueno para el desarrollo mental y en general tiene grandes beneficios. A propósito del “Día de leer un libro” o Read a book day, que se celebra cada 6 de septiembre, te contamos qué dicen los expertos sobre enseñarle a leer a tu hijo en edad preescolar.

La mayoría de los padres se preocupan para que sus hijos aprendan las bases de la lectura y escritura comprando costosos programas o materiales; pero las herramientas para enseñarles a leer están en tus manos sin necesidad de comprar nada.

Una y otra vez los expertos coinciden que, los padres son las personas más adecuadas para establecer las bases de la lectura en la rutina diaria con sus hijos. Estos son algunos consejos para enseñarle a tu pequeño las bases de la lectura:

  • Habla con tus hijo, nómbrale las cosas que ves, cuéntale lo que haces, usa adjetivos descriptivos (como los colores de las cosas, sus tamaños, olores) cada vez más complejos en tus conversaciones.
  • Toma un libro e invéntate historias divertidas. No es necesario leer las palabras de los libros, puedes mostrarle los dibujos o las fotos, inventarte historias, hacer tus propios libros con fotos de la familia o mirar las imágenes de una revista, etc.
  • Escuchen música y canten. El ritmo de la música es parecido al ritmo de la lectura, escuchar música y cantar, preparará a tu hijo para leer.
  • Enséñale a reconocer las señales de tránsito y los carteles en tu colonia. La señal de alto en la calle, los colores del semáforo, el cartel de la juguetería o su lugar de juegos favorito, etc.
  • No le hagas memorizar letras. Saber el nombre de las letras sirve de poco si no entiende el concepto de las letras, es mejor empezar a enseñarle las letras de su nombre y luego hablarle del sonido que hacen, para después buscar esa letra en las etiquetas o los carteles.
  • Hazle preguntas abiertas. ¿Qué pasa en este dibujo? o ¿Me pregunto, qué estará haciendo este gatito? Anímalo a hablar y a alargar sus frases de forma simple, si tu hijo te que es un camión amarillo, tu puedes completar o agregar algo como “¿y grande?”
  • Déjalo experimentar. Dale tiempo para pintar, dibujar, hacer collages sin importar que lo deje a medias.
  • Jueguen con palabras que riman y frases hechas o dichos populares. Las rimas ayudan a los niños a comprender cómo los sonidos se parecen y cómo son diferentes, es decir, la base de aprender a leer.

Concluyen los académicos que, es mucho más fácil crear las bases para la lectura en casa, jugando y experimentando con la persona que más ama tu hijo: su madre.

Encuentra un lugar acogedor, acurrúcate con un buen libro y comparte con tu hijo lo maravilloso de la lectura.

Una y otra vez los académicos coinciden que, es mucho más fácil crear las bases para la lectura en casa, jugando y experimentando con las personas que los niños más aman: sus padres.

Danos tu opinión