CNN.
"Los padres no deben presionar a su niño exigente, pero continúan haciéndolo", dicen nutricionistas.

Presionar a los niños 'difíciles' para comer no funciona, según estudio

(TODO BEBÉ).- Tu niño crecerá bien, incluso si es delicado para comer, según un estudio reciente publicado en la revista Appetite, publicó CNN.

La Dra. Julie Lumeng, pediatra de Michigan que es profesora de investigación en el Centro para el Crecimiento y el Desarrollo Humano de la Universidad de Michigan, dijo que “la presión de los padres no tiene ningún efecto, bueno o malo, en la alimentación o el peso de esta población”, dijo.

La mayoría de las investigaciones sobre “alimentación selectiva”, como se llama ahora, se han centrado en los niños mayores.

MIRA: Impresionantes retratos celebran a madres que amamantan en todo el mundo

Para el estudio, Lumeng siguió a un grupo de 244 niños étnicamente diversos de 2 y 3 años durante un año, comparando las tácticas de presión de los padres con el crecimiento saludable del niño y la reducción del comportamiento de exigente a la hora de comer. 

Melanie Potock, autora de “Adventures in Veggieland” que no está involucrada en el estudio, dijo que “no hay evidencia de que presionar a tus hijos quisquillosos para comer, les ayude a que “crezcan o actúen mejor”.

“No es nuevo” el mensaje de  que los padres “no deben presionar a su niño exigente, pero continúan haciéndolo”, agregó Ellyn Satter, autora de “Child of the Mine: Feeding with Love and Good Sense”, que tampoco participó en esta investigación.

“Entonces, con suerte, estudios como este pueden ayudar a transmitir el mensaje a casa”.

LEE: Algunas cosas extrañas que tu cuerpo podría hacer durante el embarazo

¿Por qué los padres recurren a tácticas de mano dura sobre los alimentos? Porque lo que come un niño está tan estrechamente envuelto en el sentido de responsabilidad y nutrición de un padre, dijo Potock.

“Y en mi experiencia, a menudo es porque están asustados y preocupados por la salud nutricional de sus hijos”, dijo Potock. Para otros padres, dijo, podría tratarse del desperdicio de alimentos, “especialmente los padres que pueden tener dificultades financieras”.

“Y luego, algunos padres presionan a los niños para que coman porque así es como se criaron. Ya sabes, el plato vacío, ¿verdad?” Potock agregó.

Los resultados de la presión de los padres, dijo la pediatra de Los Ángeles Dra. Tanya Altmann, coautora de “What to Feed Your Baby”, no son sorprendentes para quienes trabajan con niños regularmente.

“Cuando los padres están demasiado concentrados en cada bocado y presionan a sus hijos para que coman, por lo general se vuelven contraproducentes cuando los niños pequeños se niegan, al igual que el entrenamiento para ir al baño“, dijo Altmann.

LEE: 5 desafíos comunes de la lactancia materna y cómo superarlos

Citando a CNN, estos son algunos consejos de los expertos en nutrición para los padres de niños difíciles o delicados para comer:

• Satter recomienda que los padres cocinen y sirvan los alimentos que ellos mismos disfrutan, luego agreguen uno o dos comidas al menú que normalmente comen sus hijos.

“Y no los obligue a comer. Deje que su hijo elija qué y cuánto comer de lo que pone en la mesa”.

• La chef de Los Ángeles y dietista registrada Beth Saltz, está de acuerdo en que los padres deben dejar de ser la “policía de alimentos”. Ella sugiere hacer que comer sea divertido, sin presiones, en familia y sin pantallas.

VIDEO: Insistente mensaje a su esposo le salva la vida a su bebé

• Potock también trabaja con niños con necesidades especiales que tienen problemas sensoriales intensos que dificultan la alimentación, y sugiere a los padres consultar con su pediatra si sienten que podría haber un problema médico detrás del comportamiento de su hijo.

Aumentar la curiosidad de tus hijos sobre los alimentos nuevos, hablar sobre cómo se cultiva la comida o mejor aún, cultivar algunas verduras en casa si es posible y hacer que tu hijo las recoja y cocine. Llevar a tu hijo regularmente al mercado de agricultores para ver y tocar los alimentos; así como jugar con comida, como usar frijoles en un juego de tres en raya.

LEE: Amamantar en público ya es legal en los 50 estados de EE.UU.

• “Elija un primer alimento saludable, como aguacate en puré, yogur integral natural orgánico, puré de vegetales verdes”, dijo Altmann. “Deja que su bebé se incline y abra la boca cuando quiera comer. No fuerces la alimentación o juegue juegos de avión, eso no ayuda”.

Con estos consejos, a medida que el niño avance y crezca ya habrá probado una gran cantidad de alimentos diferentes y estará listo para probarlos otra vez.

    Danos tu opinión