CNN.
Esto podría empujar a los niños hacia hábitos saludables más temprano en la vida, aseguran nutricionistas.

El diseño de este plato hace que los niños coman más verduras

(TODO BEBÉ).- El diseño de este plato con imágenes de alimentos recomendados en cada compartimiento, llevó a preescolares a comer más vegetales, según una carta de investigación publicada el lunes en la revista JAMA Pediatrics.

De acuerdo a CNN, estos platos saludables han mostrado resultados similares en niños de escuela primaria, pero no en niños más pequeños.

Los investigadores dicen que esto podría ser una herramienta para empujar a los niños hacia hábitos saludables temprano en la vida.

LEE: 7 alimentos que se deben evitar en el desayuno, según nutricionistas

Emily Melnick, autora del informe candidata a doctorado en ciencias de la salud y del comportamiento en la Universidad de Colorado en Denver asegura que “es un período de tiempo realmente importante en la vida de los niños para experimentar frutas y vegetales.”

En los días en que los niños usaban los platos, se servían casi 14 gramos más de verduras por día en promedio, y comían unos 7,5 gramos más, que cuando usaban sus platos blancos habituales.

Esto significa que comieron una porción adicional del tamaño de una zanahoria bebé o dos, estimó Melnick.

LEE: La poderosa razón por la que no debes omitir el desayuno

Sin embargo, Roseanne Lesack, psicóloga del comportamiento infantil que supervisa una clínica de trastornos alimenticios en la Universidad Nova Southeastern en Florida, señaló que “no hay una solución mágica, y este [estudio] está buscando esa bala mágica.”

Según el El Departamento de Agricultura (USDA), los niños de entre 4 y 8 años deben comer cerca de 1½ tazas de verduras diariamente, quizás más dependiendo de su actividad física, cuyo programa de nutrición “MyPlate” brindó la base para el diseño utilizado en el estudio.

Al final, 7,5 gramos no hacen una porción adicional, dijo Melnick, pero sí “significa la voluntad de tomar más frutas y verduras”, lo que sugiere una mayor preferencia por las cosas saludables más adelante en la vida, señaló.

Lesack, vegetariana, dijo que exponer a los niños a alimentos saludables y decidir “qué tipo de cultura alimentaria se crea en su hogar” podría ser una de las cosas más importantes que hacen los padres para los hábitos alimenticios saludables de sus hijos.

“En mi casa, sabemos que no es realmente una comida si no hay ensalada”, dijo.

LEE: Los snacks de oficina más saludables, elegidos por nutricionistas

El pequeño estudio de Melnick observó a 235 niños en un preescolar en Arvada, Colorado, con una edad promedio de 3.8 años.

El aumento clave en los niños que consumen vegetales ocurrió solo un día en la intervención, cuando el menú incluía pepinos y zanahorias, pero no frutas. El estudio también encontró que los niños no comían más frutas con la placa segmentada, que según el informe podría ser un “efecto de techo”.

“Es realmente interesante ver que algo tan simple como la introducción de un plato puede tener una influencia en los patrones de consumo de los niños”, dijo.

Pero Melnick dijo que no solo los niños usaban los platos: “Los maestros simplemente los amaban en términos de tener conversaciones con los niños sobre alimentos y grupos de alimentos … y sobre cómo debería verse su plato”, dijo.

Danos tu opinión