Thinkstock
Los meses más calurosos, como julio, traen el mayor número de muertes.

Más de 37 niños mueren en autos calientes y julio es el mes más letal

(TODO BEBÉ).- Insolación vehicular. Hipertermia. Los devastadores efectos de dejar a un niño en un automóvil caliente. Es la pesadilla insondable de cada padre, sin embargo, sucede varias veces al año.

La tragedia puede ocurrir casi en cualquier parte, y aunque los meses más cálidos son siempre los más riesgosos, las circunstancias que rodean el golpe de calor vehicular infantil son variadas, señala CNN.

Las muertes en autos calientes son un problema constante

Según la organización de seguridad Kids and Cars, un promedio de 37 niños mueren cada año en autos calientes.

Estos incluyen instancias donde un niño ha sido olvidado en un automóvil, accidentalmente se encierra en un automóvil o en un baúl, o, en un pequeño número de casos, cuando un niño ha sido dejado intencionalmente en un automóvil.

NoHeatStroke.org, un sitio de datos administrado por un miembro del Departamento de Meteorología y Ciencias del Clima de la Universidad Estatal de San José, ha estado recopilando datos sobre estos incidentes desde 1998:

  1. Desde entonces, el mayor número de muertes por año fue en 2010, con 49 muertes.
  2. 2015 tuvo la tasa más baja de incidentes, con 24.
  3. 2017 también fue un año inusualmente mortal, con 42 muertes registradas.

Puede suceder en cualquier lugar

Parece obvio que los estados con las temperaturas más altas suelen ser los que más muertes causan por insolación vehicular, pero se han registrado casos en casi todos los estados.

Según la página, Texas tuvo la mayor cantidad de muertes entre 1998 y 2015, con 100.

  1. Florida tuvo 72 muertes
  2. California tuvo 44
  3. Arizona tuvo 30
  4. Carolina del Norte tuvo 24

Cabe señalar que estas cifras no se ajustan a la población, por lo que un estado más grande como Texas o California puede, estadísticamente, tener más muertes independientemente del clima.

El verano siempre trae un ataque de muertes

Los meses más calurosos traen inevitablemente el mayor número de incidentes de hipotermia, por lo que el verano, finales de primavera y principios de otoño son los momentos más traicioneros.

A partir del 1 de julio, 18 niños ya han perdido la vida este año en incidentes de muerte por automóviles calientes.

En mayo, por ejemplo, una niña de 1 año murió en Tennessee después de que su padre olvidó dejarla en su guardería antes de salir de la ciudad en un viaje de negocios.

Aparcó su automóvil en el camino de entrada de la familia con la hija todavía adentro, y luego utilizó un servicio de transporte compartido para partir para el viaje. Este tipo de situación, en la que un padre o tutor olvida a un niño debido a un lapso en la memoria temporal y una rutina interrumpida, es muy común.

Los niños más pequeños corren más riesgo

  • Una gran mayoría (87%) de las víctimas de insolación vehicular tienen 3 años o menos.
  • Más de la mitad (55%) son 1 o menos.

Como señala la investigación de Kids and Cars, la prevalencia de los asientos de seguridad colocados en el asiento trasero, especialmente los que miran hacia atrás, puede explicar la corta edad de la mayoría de las víctimas; ya que los niños están fuera del alcance del conductor y no pueden comunicarse de manera efectiva.

Las leyes que rigen las circunstancias varían

Aunque dejar a un niño en un automóvil caliente ciertamente puede generar serias acusaciones legales, solo 19 estados tienen leyes concretas sobre los libros que hacen que sea ilegal dejar a un niño solo en un automóvil en primer lugar.

La mayoría de estas leyes se refieren a “dejar a un niño desatendido” o, más ampliamente, “poner en peligro a un niño”.

Kids and Cars informa que otros 15 estados han propuesto leyes similares. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones argumentan que esas leyes no son las que previenen la muerte de autos calientes, ya que casi siempre son accidentales.

Kids and Cars apoya varias iniciativas para fomentar la conciencia y la comunicación entre los conductores y cuidadores.

Además, muchos estados tienen leyes del Buen Samaritano que protegen a los ciudadanos si intervienen, de manera razonable, en una situación de emergencia o que amenaza la vida.

Los niños están especialmente en riesgo debido a su biología

Existen algunas diferencias fisiológicas que hacen que los niños sean especialmente susceptibles al golpe de calor.

Aquí hay algunos hechos importantes para ilustrar por qué el golpe de calor vehicular es un problema:

  1. Los niños no están hechos para el calor: la temperatura corporal de los niños aumenta 3-5 veces más rápido que los adultos.
  2. Los segundos cuentan: la temperatura de un automóvil puede subir 20 grados en 20 minutos.
  3. No tiene que estar caliente: la insolación puede ocurrir a la sombra, con las ventanas hacia abajo e incluso a temperaturas tan bajas como 57 grados.

Danos tu opinión