Thinkstock
Y tú, ¿cómo disfrutas de tu deporte favorito con tus hijos?

8 reglas para evitar un "fuera de lugar" cuando ves futbol con tus hijos

(TODO BEBÉ).-Si tus hijos quieren ver este mundial de futbol contigo, aprovecha la oportunidad para enseñarle algunos valores y actitudes sobre el buen espíritu deportivo.

Que la hora del partido se convierta en un momento familiar dentro de un ambiente de “cero tolerancia” hacia los insultos, sentimientos de odio o groserías.

Especialistas coinciden que, involucrarte con tus niños en esta afición por el balón puede ayudarles a practicar el respeto y jugar limpio en cualquier competencia de su vida.

Citando al sitio web infantil Sapos y Princesas, estos son algunos consejos sobre cómo comportarte cuando ves futbol con tus hijos:

1. ¿A que equipo apoyas?

Jueguen a elegir el equipo que quieren ser. Sin importar que vaya por el contrario no te burles de su elección.

2. ¿Le gusta el futbol a tu hijo?

Si la respuesta es no, hay otras actividades que puedes sugerirle mientras esta ese partido tan importante. Para que te acompañe y siga entretenido puedes pedirle que haga un dibujo de los resultados que espera, o incluso de las personas que se han reunido en casa para atesorar el momento.

3. Cero insultos

Claro que debes animar a tu equipo, pero evita decir groserías, insultar u ofender a los jugadores y al árbitro.

4. Explica las dudas sobre el partido

Es cierto que toda tu atención está en la jugada pero, date unos segundos para explicar las veces que sea necesario la razón de la falta, por ejemplo. Dependiendo su edad, dilo con ejemplos para que les sea más claro.

5. Conductas antideportivas

Si bien es cierto que no podrás controlar las conductas antideportivas de los jugadores o aficionados en la pantalla chica, pero puedes aprovechar para mostrar a tu hijo lo que no se debe hacer.

Contrario a esto, dile cómo pudieron haber respondido los implicados para que comprenda las conductas que no debería imitar.

6. Diversión con moderación 

Entre familia, amigos, un poco de cerveza y futbol puede ser difícil no emocionarte demasiado, pero si tu hijo está presente, te convendría moderarte.

Tu pequeño querrá recordar ese momento entre padre e hijo como uno agradable sin discusiones o malas jugadas.

7. Cero burlas

La afición puede ser brava pero, aunque tu equipo no gane el partido, enseña a tu hijo a no perder los estribos y aceptar la derrota.

También, es bueno enseñar a felicitar al ganador, así sea el equipo contrario.

8. A veces se gana y otras se pierde

“La vida es como un juego, a veces se gana y otras se pierde”: Es una lección importante que los niños pueden aprender del deporte y de tu ejemplo.

Enseñar a tu hijo que “perder es parte de la vida”, le ayudará a ponerse de pie y jugar el siguiente partido.

Y tú, ¿cómo disfrutas de tu deporte favorito con tus hijos?

Danos tu opinión