Thinkstock
Antes de balbucear, los bebes ya reconocen los sonidos pero prefieren los que provienen de alguien igual a ellos.

Bebés prefieren oír sonidos de otros bebés que de los adultos, estudio

(TODO BEBÉ).- Los bebés prefieren escuchar la voz de otros pequeñuelos que la de los adultos, según un estudio publicado el pasado jueves en la revista especializada Journal of the Acoustical Society of America.

Antes de balbucear, los bebes ya reconocen los sonidos pero prefieren los que provienen de alguien igual a ellos.

Investigadores de la Universidad McGill en Montreal (Canadá), analizaron a recién nacidos, de 5 meses, que pasaron un 40% más de tiempo escuchando sonidos de bebés que los de adultos imitándolos, indicó el diario peruano digital El Tiempo.

“La preferencia por el habla infantil parece tener un impacto amplio e importante, que influye en los aspectos receptivos, expresivos y motivacionales del desarrollo del habla en los pequeños”, señaló Linda Polka, profesora de la universidad canadiense.

La profesora de lingüística en la Universidad de Quebec y experta en producción de habla, Lucie Ménard, se ayudó de un sintetizador para simular las partes involucradas en la reproducción del habla y se creó sonidos como los que provienen de la boca humana a cualquier edad.

Para saber cómo responden los bebés a los sonidos pronunciados por diferentes hablantes, se estudió a los bebés sentados frente a una pantalla que mostraba un patrón de tablero de damas. El sonido se activaba o desactivaba mirando o alejándose del propio tablero.

Los resultados arrojaron que los bebés prefirieron las voces que sonaban como las de ellos y no los sonidos de los adultos que simulaban el dulce tono de voz de un bebé.

7 meses es la edad donde los bebés están a punto de balbucear, y pruebas recientes indican que estos niños tienen una clara preferencia por los sonidos del habla que se parecen a las de ellos.

Pues una combinación de tono alto y resonancia de otros bebés, resulta más agradable a sus oídos.

“Las vocalizaciones de los bebés son bastante potentes: el habla infantil parece capturar y mantener la atención infantil, a veces provocando emociones positivas. Esto puede motivar a los bebés a ser activos y evaluar sus propias vocalizaciones, apoyando el desarrollo del lenguaje hablado”, indicó Polka, autora principal de la investigación.

Especialistas concluyen que los sonidos de otros niños de su misma edad, pueden motivarlos a desarrollar sus propias habilidades de habla.

Danos tu opinión