CNN.
Un bebé expuesto a infecciones durante su primer año fortalece su organismo, pero no con las posteriores.

"Una niñez libre de gérmenes podría desencadenar leucemia", científico

(TODO BEBÉ).- La infancia libre de gérmenes seguida de infecciones, más adelante en la vida, puede desencadenar el inicio de la leucemia infantil, sugiere un nuevo estudio.

De acuerdo a CNN, el documento, publicado el lunes en la revista Nature Reviews Cancer, revela que la leucemia linfoblástica aguda, el tipo más común de cáncer infantil, es causada por un proceso de dos pasos:

  1. El primer paso es una mutación genética antes del nacimiento que predispone a un niño al riesgo de desarrollar esta forma de leucemia.
  2. El siguiente paso es la exposición a ciertas infecciones más tarde en la infancia, después de una infancia temprana limpia que limita la exposición a las infecciones.

Es decir, los niños que crecieron en hogares más limpios durante su primer año e interactuaron menos con otros niños tienen más probabilidades de desarrollar leucemia linfoblástica aguda, dice el documento.

MIRA EL VIDEO: Joven con leucemia busca cumplir sueño de quinceañera

El autor, el profesor del Instituto de Investigación del Cáncer Mel Greaves, sugiere que el cáncer podría ser prevenible.

Greaves revisó más de 30 años de investigación, incluida la suya, sobre la genética, la biología celular, la inmunología, la epidemiología y la modelización animal de la leucemia infantil y llegó a esta conclusión.

Greaves dijo que durante mucho tiempo se había preguntado “por qué o cómo los niños sanos desarrollan leucemia y si este cáncer se puede prevenir”.

“La investigación sugiere fuertemente que (este cáncer) tiene una causa biológica clara, y se desencadena por una variedad de infecciones en niños predispuestos cuyo sistema inmunitario no se ha preparado adecuadamente”, dijo en un comunicado.

MIRA EL VIDEO: En Las Vegas una niña lo da todo por combatir su leucemia 

Sin embargo, otros expertos advierten que es necesario confirmar más detalles y enfatizan que la higiene y la seguridad siguen siendo cruciales.

La leucemia linfoblástica aguda (LLA), es una forma de cáncer de la sangre que con mayor frecuencia se diagnostica en niños de cero a 4 años de edad, aunque también se puede diagnosticar a niños mayores y adultos.

Se desarrolla rápidamente, durante días o semanas, se acumula en la sangre y se disemina a otras partes del cuerpo, incluidos los nódulos linfáticos, el hígado y el sistema nervioso. La principal forma de tratamiento es la quimioterapia.

Las tasas de la enfermedad están aumentando a nivel mundial, aseguran especialistas.

Greaves considera que cuando un bebé está expuesto a infecciones durante su primer año, su sistema inmunológico se fortalece. Pero las infecciones posteriores, sin el cebado inicial, pueden desencadenar la leucemia en aquellos con la mutación genética.

Los estudios han encontrado factores que pueden proteger contra la ALL, probablemente al cebar el sistema inmunitario:

• La exposición temprana a la infección en la infancia
• Como la asistencia a guarderías
• La lactancia materna

LEE: Se retira de la escuela por dolor de garganta y le diagnostican leucemia

“La prevención de la leucemia infantil tendría un gran impacto en las vidas de los niños y sus familias en el Reino Unido y en todo el mundo”, dijo Paul Workman, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres.

Sin embargo, otros expertos tienen una esperanza más cautelosa, enfatizando que la genética y la casualidad son factores importantes para desarrollar la ALL.

“También es importante recordar que las infecciones en sí mismas pueden representar un riesgo significativo para bebés pequeños con un sistema inmune en desarrollo”, dijo Cruickshank en un comunicado. “Los padres no deben alarmarse demasiado por esta revisión”.

La investigación puede ser un paso hacia el desarrollo de medidas preventivas, dijo Charles Swanton, médico jefe de Cancer Research UK.

Danos tu opinión