Foto: flickr
Este tipo de acoso suele presentarse en ausencia de adultos, lo que dificulta su detección.

10 consejos para prevenir que tus hijos sean víctimas de Bullying

(TODO BEBÉ).-  ¿Creías que tus hijos nunca sufrirían Bullying? Te equivocas. Este problema es más común de lo que crees y fácilmente puede pasar desapercibido.

Es lamentable saber que las agresiones físicas y psicológicas por las que viven niños y adolescentes van en aumento, según información de Salud 180.

Este tipo de conducta suele presentarse en ausencia de adultos, lo que dificulta su detección; no obstante, el apoyo de profesores, directivos y padres de familia es indispensable para encontrar una solución lo antes posible. Y es importante dejar claro que el “agresor” tiene un grupo de seguidores o aplaudidores, miembros del grupo, mismos que se convierten en cómplices.

No permitas que tu hijo sufra de Bullying; en la misma medida asegúrate de, que no sea él quien está agrediendo a sus compañeros o siguiendo a un agresor.

MIRA EL VIDEO: Padre castiga a su hijo por hacer “bullying” en la escuela

En honor al Día Internacional contra el acoso escolar, conocido también como Día contra el Bullying, es importante aclarar todo lo que la palabra “acoso” puede abarcar:

• Intimidar
• Atemorizar
• Excluir
• Fastidiar
• Incomodar
• Provocar
• Desafiar
• Golpear
• Insultar

Los expertos hacen referencia a dos tipos de acoso:

• Directo: Es la forma más común entre los niños y adolescentes; se traduce en peleas, agresiones físicas.

• Indirecto o psicológico: Se caracteriza por pretender el aislamiento social del agredido, mediante la propagación de difamaciones, amenazas o críticas que aluden a rasgos o limitaciones físicas, además del chantaje.

Además, con el uso de las nuevas tecnologías de la información, los niños pueden ser agredidos a través de mensajes vía SMS o ser exhibidos en las redes sociales, convirtiéndose en objetos de burlas o agresiones.

LEE: Niña de 11 años se somete a cirugía cosmética para detener el bullying

Ocultar el problema a los adultos con los que conviven, como sus padres o profesores; agrava la situación. Citando a la fuente, estos son 10 consejos para prevenir que tus hijos sean víctimas de bullying:

1. Conoce a sus amigos y compañeros de la clase. Pregúntale cómo es la relación que tiene con ellos.

2. Si notas que tu hijo tiene algún rastro de violencia en su cuerpo, pregúntale en privado qué le pasó y hazle sentir confianza para que te pueda contar lo que pasó.

3. No le pidas a tu hijo que resuelva solo el problema y mucho menos con violencia, porque esto, lejos de solucionar el problema, puede ocasionar más estrés en los niños o adolescentes.

4. Hazle saber que cuenta con tu apoyo y que ante cualquier ofensa acuda con alguna autoridad académica de inmediato.

5. Cuando se detecta un caso de bullying, los padres del niño o adolescente deben trabajar conjuntamente con la escuela para resolver el problema de una forma inmediata.

LEE: Niño de 11 años se suicida por ‘bullying’ en El Salvador

6. Mantente informada de las medidas que se están tomando en la institución para resolver el caso y fija con las autoridades académicas un plazo para saber los resultados.

7. Observa en casa a tu pequeño, si tiene algunos cambios en la conducta o en alimentación es importante que te respaldes con ayuda profesional.

8. Mantén discreción de lo que ocurra con el seguimiento del caso, muchas veces familiares y amigos pueden comentar indiscreciones que afecten a tu pequeño.

9. Si el plazo que les pusiste a las autoridades académicas no se cumple y notas que tu hijo no se siente tranquilo, lo mejor es que lo cambies de escuela.

10. Muchos padres cometemos el error de hacer que los hijos continúen sus estudios con tal de no perder el año escolar, pero lo mejor es darle al pequeño la tranquilidad y seguridad que necesita.

Ten presente que el bullying tiene tan graves consecuencias y en los casos más severos, puede llevar al suicidio.

Recuerda que el hogar es la principal fuente educación de los niños y evita que sea el lugar donde copien la violencia.

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu hijo de este tema?

Danos tu opinión