Gofundme
La pequeña inhaló agua cuando jugaba en la piscina el pasado 14 de abril.

Niña de 4 años se salva de morir por ahogamiento seco

(TODO BEBÉ).- Una niña de Florida, estuvo al borde de la muerte tras inhalar agua en una piscina días antes de enfermar, informó el portal de noticias Tech Times.

Elianna, de 4 años, había estado jugando en la piscina cuando accidentalmente inhaló agua el pasado 14 de abril.

La niña no mostró signos inmediatos pero días después desarrolló fiebre y su piel se volvió púrpura; lo que sugiere inflamación e infección en los pulmones.

La pequeña fue diagnosticada con neumonía por aspiración causada por el agua en sus pulmones. Según el informe médico, Elianna fue sometida a un respirador artificial y a un tratamiento con antibióticos.

LEE: ‘Ahogamiento seco’: el riesgo de la piscina del que nadie habla

Primero hay que entender que el “ahogamiento en seco” o “secundario” ocurre cuando la persona inhala agua y esta entra en los pulmones, lo que causa edema o hinchazón, de acuerdo al Dr. Juan Fitz, vocero del Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia.

Pueden pasar horas e incluso días después de nadar o bañarse para presentar los síntomas, agrega.

La madre de la paciente, Lacey Grace, publicó en Facebook cómo su hija sucumbió ante una terrible infección pulmonar tras el incidente en la piscina.

Los expertos en seguridad del agua aseguran que la mayoría de los casos de ahogamiento seco ocurren en niños. Algunos de los síntomas incluyen:

• Una tos persistente
• Dificultad para respirar
• Dolor en el pecho
• Letargo
• Fiebre

LEE: Madre comparte un caso de ahogamiento secundario para alertar a los padres

Los expertos en seguridad del agua dijeron que podría ser difícil para los padres detectar si estos síntomas indican un problema más serio.

Pero los cambios inusuales en el comportamiento o el estado de ánimo deberían ser motivo de preocupación, advirtió Alison Osinski, de Aquatic Consulting Services.

Danos tu opinión