pixabay
Algunos padecimientos podrían estar presentes incluso en hijos de padres sanos.

Las primeras pruebas de detección para el recién nacido

(TODO BEBÉ).- El tamiz es una prueba sencilla que sea hace al recién nacido para identificar posibles enfermedades.

De ser detectada alguna, gracias a esta prueba se puede dar tratamiento oportuno.

La prueba de Tamiz consiste en recolectar unas gotas de sangre, desde un punto del talón, en una tarjeta de papel especial llamada Tarjeta de Guthrie.

De acuerdo a los especialistas, cada uno de cada mil recién nacidos aparentemente sanos sufre una enfermedad que puede afectar su desarrollo, de ahí la impotancia del Tamiz en tiempo y forma.

LEE: Diez errores que los nuevos padres cometen con su recién nacido

El mejor momento para realizar el tamiz neonatal es entre las primeras 48 y 72 horas después del nacimiento del bebé, justo después de haber empezado a alimentarse.

Cabe mencionar que algunos hospitales realizan la prueba con sangre del cordón umbilical en la primera media hora de vida, pero eso depende de las prácticas de la clínica en particular.

Es importante recordar que algunos padecimientos podrían estar presentes incluso en hijos de padres sanos. Citando a la revista especializada Padres e Hijos, estos son los tipos de prueba que se hacen a un recién nacido:

• Auditivo neonatal. Para detectar sordera congénita.
• Visual neonatal. Para detectar posible ceguera por malformaciones congénitas.
• Cardiaco neonatal. Para detecta enfermedades congénitas del corazón.
• Metabólico neonatal. Detecta más de 70 padecimientos de origen metabólico y enfermedades raras.

Como se sabe, el riesgo de padecer enfermedad genética aumenta cuando existe parentesco entre los padres.

Danos tu opinión