CNN
La dieta y el estilo de vida de ambos padres antes de concebir un hijo pueden jugar un papel crucial.

Cómo la salud de papá puede afectar al bebé antes de la concepción

(TODO BEBÉ).- Muchas futuras madres saben que su salud incluso antes de quedar embarazadas, conocida como salud preconcepcional, puede afectar la salud de sus bebés.

Ahora, la investigación continúa demostrando que la salud preconcepcional de los padres también puede influir en el embarazo y el bebé.

Tres artículos publicados el lunes en la revista The Lancet detallan cómo la salud de las mujeres y los hombres, incluso antes de concebir un hijo, puede tener un profundo impacto en la salud de sus hijos, como el peso al nacer y el desarrollo cerebral, de acuerdo a CNN.

“Esto ayuda a restablecer aún más la importancia de la atención previa a la concepción”, dijo Milton Kotelchuck, profesor de pediatría en la Facultad de Medicina de Harvard y un científico principal del Hospital General de Massachusetts, que no participó en los nuevos documentos.

LEE: Así es como la paternidad tardía podría afectar a tu hijo

¿Cuándo es la ‘preconcepción’?

El primer articulo pone de relieve cuándo comienza y termina el período previo a la concepción y cómo es posible que muchos padres ni siquiera se den cuenta de que su salud puede influir en la de su bebé.

“Ciertamente, los últimos tres o seis meses antes de intentar concebir realmente deben centrarse en mejorar o asegurarse de mantener una salud de calidad”, dijo el Dr. Haywood Brown, profesor de obstetricia y ginecología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke y presidente del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, que no participó en los nuevos documentos.

El documento exige redefinir el período de preconcepción según tres perspectivas: salud biológica, individual y pública.

Biologicamente hablando el período previo a la concepción se definiría como los días o semanas previos al desarrollo de un embrión; pero tambien desde que la pareja tuviera una intención consciente de concebir, según el periódico.

El período previo a la concepción abarcaría los meses o años necesarios para abordar los factores de riesgo previos a la concepción relacionados con la dieta, el estilo de vida y las enfermedades crónicas como la obesidad o la diabetes, según el documento.

Por ejemplo, “los hombres que son obesos tienen una mayor probabilidad de tener un conteo de espermatozoides reducido”, dijo Brown. En las mujeres, “la obesidad es un factor de riesgo para defectos de nacimiento congénitos, aumenta el riesgo de desarrollar preeclampsia y desarrollar diabetes, y en ese sentido, afecta la salud del bebé “, dijo.

Pero la dieta y el peso de un padre también pueden afectar a su descendencia. Kotelchuck llamó a esto la “nueva ciencia” de la atención previa a la concepción.

LEE: Los bebés que se parecen a papá son más saludables, estudio

‘Hay muy poco que hablar con hombres’

Aunque el embarazo se ha separado en tres trimestres y algunas personas se refieren al período después de tener un bebé como el cuarto trimestre,  siendo el período de preconcepción como el trimestre cero, describió la Dra. Aimee Eyvazzadeh.

“Todas las personas deberían someterse a un chequeo previo a la concepción y aprender sobre lo que pueden hacer para promover la salud de por vida en sus hijos futuros, y ciertamente comienza con los padres”, dijo.

Un estudio publicado el año pasado en la revista JAMA Psychiatry encontró que los futuros padres pueden estar en riesgo de depresión si se sienten estresados ​​o si tienen mala salud mientras el bebé está en camino.

“Hay muy poco que hablar con los hombres. Casi no hay folletos que hablen de los intereses de los hombres”, dijo. “Tienen que hablar con los padres de la misma manera que con la madre”,dijo Kotelchuck.

    Danos tu opinión