Thinkstock

Los bebés que no reciben amor tienen más riesgo, estudio

(TODO BEBÉ).- Los bebés que no reciben amor tienen más riesgo de morir, así lo confirmo un estudio.
A principios del siglo XX, los orfanatos tenían un alto índice de mortandad que se creía era por enfermedades contagiosas.

Pero los infantes en realidad sufrían de falta de amor, dice el científico y doctor austriaco René Spitz.

Para el estudio se comparó a dos grupos de niños: unos criados en cunas de hospital aisladas, mientras que los otros eran atendidos por sus madres en prisión, según la publicación del sitio web pijama Surf.

De acuerdo al científico, si es el problema era el riesgo enfermedades de lugar, los niños del hospital tendrían mejores resultados.

Pero los resultados del estudio arrojaron datos sorprendentes:

• El 37% de los infantes criados sin madre en un hospital, murieron
• No se registró ninguna muerte entre los bebés en prisión, criados por sus madres

El hallazgo develó otros beneficios de crecer con el amor de una mamá, pues los bebés que fueron criados en la cárcel:

Crecieron más rápido y mostraron mejores resultados en diversas pruebas de salud.

En cambio, los huérfanos que sobrevivieron tuvieron una tendencia mucho más marcada a contraer enfermedades y a tener problemas psicológicos, corroboró dicho estudio.

Aunque el estudio de Spitz había sido desacreditado por la ciencia, otra investigación del 2017 que estudió el crecimiento de bebés en orfanatos y bebés con padres adoptivos, evidenció que:

• Los niños de orfanato crecen menos
• Tienen un IQ menor
• El 52% de quienes crecen en el orfanato desarrollan una enfermedad mental; y el 22% de los niños en hogares adoptivos

Los investigadores atribuyen este 22% al hecho de que los niños vivieron en orfanatos antes de ser adoptados.

Concluyen los expertos que los niños no están hechos para conectar con muchas personas a las que están expuestos por cortos periodos de tiempo, por lo que un orfanato no es un lugar sano para que crezcan.

Pero si no hay más opción, la recomendación es que se intente asignar a un adulto responsable que sea algo así como una madre temporal para el bebé, intentado que obtenga afecto físico y emocional. No será un trabajo fácil pero tampoco es imposible, insisten.

    Danos tu opinión