pixabay
Contiene una de las sustancias más peligrosas que se conocen.

El peligro mortal de la miel para los menores de un año

(TODO BEBÉ).- La miel tiene asombrosas cualidades nutricionales, pero no es para los bebés, advierte un estudio de la Universidad de Wisconsin.

Este néctar resulta altamente peligroso y podría causar trastornos neurológicos en los pequeños, como el botulismo, indicó el sitio web Eroski Consumer.

Hay que recordar que la miel es el néctar que se obtiene de forma directa de las flores y puede contener sustancias químicas de las mismas, además de esporas Clostridium botulinum, causantes del botulismo.

Por su parte, Clostridium botulinum es una bacteria que en entornos pobres en oxígeno produce toxinas peligrosas (toxinas botulínicas), es una de las sustancias más mortales que se conocen, advierte la Organización Mundial de la Salud.

Tienes que saber que la principal fuente de infección es el polvo del suelo contaminado.

Según las cifras del estudio, el 7% de las muestras de miel estudiadas contenían las mismas esporas de la toxina que las muestras de heces contaminadas.

Debido a que los menores de un año aun no desarrollan por completo su sistema inmunológico, son más susceptibles el botulismo. Si un pequeño consume miel contaminada por las esporas, el riesgo de infección es sumamente alto.

Según la Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (AECOSAN), la mayor parte de los casos que se registran se producen en pequeños de edades entre 1 y 52 semanas.

En caso de contaminación por la neurotoxina, los síntomas que presenta un niño incluyen:

• Estreñimiento
• Rechazo de alimentos
• Debilidad muscular
• Dificultad respiratoria

Aunque estas bacterias suelen ser inofensivas para la mayoría de los adultos y niños mayores; los especialistas recomiendan que no ofrecer miel, agua que no esté tratada y alimentos enlatados que hayan sufrido malformaciones a los menores de un año.

Si tu hijo consumió miel y presenta alguno de estos síntomas, debes acudir de inmediato al servicio médico.

Danos tu opinión