PxHere
Demasiado tiempo deslizando pantallas táctiles ha debilitado sus manos.

La tecnología está dejando a los niños sin fuerza para sostener un lápiz

(TODO BEBÉ).- Quienes llevan siempre dispositivos electrónicos con aplicaciones divertidas para que sus hijos se mantengan entretenidos, podrían estar dañándolos más de lo que creían, de acuerdo al sitio web The Guardian.

Pasar demasiado tiempo tocando y deslizando pantallas, está dejando a los niños sin la suficiente fuerza para sostener un lápiz, advierten especialistas.

“En lugar de dar a los niños cosas con las que desarrollar los músculos de sus manos como los bloques o juguetes que necesitan empujar o arrastrar, los padres facilitan tabletas y teléfonos inteligentes”, lamentó la terapeuta pediátrico, Sally Payne, directora de la fundación Heart of England NHS Trust en el Reino Unido.

Cuando los niños tienen la edad suficiente para ir a la escuela, muchos carecen de fuerza en las manos y control de la motricidad fina, necesarios para sostener correctamente un lápiz y escribir.

Por esto, algunos padres están enviando a sus niños a terapeutas ocupacionales pediátricos.

MIRA EL VIDEO: Huérfanos digitales; la tecnología nos aleja de nuestros hijos

Tal es el caso de Patrick, de seis años, que lleva seis meses de terapia para desarrollar la fuerza necesaria en su dedo índice y sostener un lápiz correctamente.

“Veo que le di a Patrick la tecnología para jugar, excluyendo los juguetes más tradicionales”, dijo su madre, Laura.

Cuando llegó a la escuela, los profesores la contactaron preocupados, pues Patrick no podía aprender a escribir porque no podía mover el lápiz con precisión.

“Creo que la escuela detectó el problema lo suficientemente temprano para que no se haya producido un daño duradero”, indicó.

Danos tu opinión