Thinkstock
Prestar atención a estas áreas de la crianza de los hijos te beneficiará más de lo que creías.

Ocho resoluciones para una mejor crianza de los hijos este año

(TODO BEBÉ).- Mejora tus métodos de crianza beneficia a tus hijos, a tu cónyuge y a tus futuros nietos.

Y es que hay áreas sobre la crianza de los hijos que muchos, probablemente, necesitemos prestar más atención este próximo año, de acuerdo a CNN.

Te dejamos ocho resoluciones para una mejor crianza de los hijos:

Estar allí.

Hay muchas conversaciones, muchos artículos y un largo estante de libros sobre la crianza consciente. Pero todo se reduce a esto: cuando estés con tus hijos, dales atención plena, curiosa y feliz.

Escúchalos, responde, no te dejes distraer por tu teléfono, o pensando en el futuro o tu propia agenda. Esté plenamente a su disposición, dándoles lo que más necesitan: su atención, combinada con una apertura que los aliente a compartir lo que tengan en mente o lo que les está sucediendo en ese momento.

Los dividendos de este esfuerzo son profundos y de larga duración, desde menos pataletas hasta vínculos más fuertes. Si solo elige una resolución, hágala esta.

Dejar que algunas cosas sigan su propio curso sin interferir, tanto.

Puede que se esté cargando expectativas sociales que realmente no importan si se detiene a pensar en ellas. Aquí hay algunos logros de desarrollo que realmente no necesita consumir tu tiempo, energía y ansiedad. Ten la seguridad de que estos asuntos casi siempre se resolverán a su debido tiempo.

• Gatear
• Hablar
• Caminar
• Entrenamiento para ir al baño
• Bañarse regularmente
• Aprender a leer
• Montar en bici

Contrario a esto, estas son las cosas que si necesitas interferir desde temprana edad:

• Buena nutrición
• Suficiente sueño
• Exposición a la naturaleza
• Buenos modales
• Amabilidad

No maneje bajo la influencia de su teléfono

Cada vez más, los accidentes son causados por personas que envían mensajes de texto o hablan mientras conducen.

El cincuenta y uno por ciento de los adolescentes informaron haber visto a sus padres revisar y / o usar sus dispositivos móviles mientras conducían, según una encuesta de Common Sense Media realizada el año pasado.
Y cuando repetidamente modelas un comportamiento frente a tus hijos, eso se llama enseñanza.

Grita menos, respira más

Me gustaría conocer al padre que no ha sido llevado al punto de gritar en algún momento (o en muchos puntos) en su vida de crianza. Ese nivel de frustración es comprensible, pero gritar es la forma menos productiva de manejarlo y puede hacer daño.

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh y la Universidad de Michigan descubrieron que los preadolescentes y adolescentes cuyos padres gritaban por la disciplina habían aumentado los problemas de comportamiento, incluida la violencia. Otro estudio relacionó los gritos con la baja autoestima de un niño y aumento de la depresión.

Ve más despacio

Algunos de los momentos más difíciles de crianza son las transiciones. Los tiempos en los que intentas que los niños se pongan sus zapatos y calcetines para salir por la puerta. Algo que no puedes evitar.

Todos deben ir a la escuela y trabajar a tiempo. Pero también hay momentos en los que creamos transiciones apresuradas al sobrecargarnos.

El ritmo de la vida moderna se ha acelerado considerablemente desde nuestra infancia, y los niños tienen menos tiempo para aburrirse y descubren lo que pueden hacer en momentos de tranquilidad.

Disminuye el tiempo frente a la pantalla

Mide tu consumo de tiempo frente a la pantalla, y el de cada uno de sus hijos, en el transcurso de una semana típica.
Cuenta todo (escuela, trabajo, teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, TV) y agrégalo todo. Sea lo que sea, es probable que sea demasiado.

Existen desventajas de relación y desarrollo en el uso excesivo de pantallas que superan con creces los modestos beneficios educativos.

Trátate y consiéntete a ti mismo

La mayoría de las veces, los padres están dando tanto de sí mismos que a menudo se sienten miserables y exhaustos como resultado.

Los niños se benefician de padres felices, y si sientes que no lo eres tienes que solucionarlo. Tómate un tiempo en actividades con amigos, de creatividad, de ejercicio, sueño o simplemente para estar solo; lo que sea que te ayude a ser una persona y padre más feliz.

Cómo tener éxito

Una de las principales señales de éxito, cuando de un hábito se trata; es el seguimiento. Y es que mientras que “criar mejor” es difícil de medir, es más fácil realizar una acción específica.

Para saber que tan exitosos han sido tus cambios, solo evalúa la resolución al final de cada día en una hoja de papel; como una especie de registro.

Los especialistas sugieren que el tiempo promedio que tarda una acción en volverse automática y habitual es de poco más de dos meses, si se mantiene a diario.

Otro mecanismo útil es la responsabilidad.Cuéntale a tu familia sobre qué estás trabajando para mejorar y ellos te recordarán en forma de apoyo, porque quieren que tengas éxito y que la familia prospere.

Debes saber que prestar atención a estas áreas de la crianza de los hijos te beneficiará. Recuerda que los errores son solo momentos para modelar a nuestros hijos.

Entonces cuando a pesar de tus mejores esfuerzos, gritas, solo discúlpate y demuéstrales a tus hijos que todos somos humanos.

Y recuérdate a ti mismo que la paternidad es un viaje, no un destino.

Danos tu opinión