CNN
El oficial le ofreció a la mujer, adicta y sin hogar, adoptar a su bebé.

Embarazada se drogaba en plena calle y este policía no lo pudo soportar

(TODO BEBÉ).- Un oficial de policía de Albuquerque, pensó que solo había sorprendido a una pareja que se drogaba en plena luz del día el pasado septiembre, pero no estaba preparado para lo que vio, publicó CNN.

La mujer estaba a punto de inyectar una aguja en el brazo de su compañero cuando el oficial de policía, Ryan Holets, descubrió que esa mujer tirada en el suelo, esperaba un bebé.

“No todos los días veo algo así y me entristece mucho”, dijo Ryan.

Crystal Champ, de 35 años, parecía ligeramente aturdida viendo a la cámara corporal del oficial, mientras escuchaba cómo la regañaba: “Vas a matar a tu bebé”, se escucha a Ryan decir en la grabación. “¿Por qué tienes que estar haciendo eso?” Va a arruinar a tu bebé”.

La mujer le confesó que tenía casi 8 meses de embarazo y era adicta.

Las fuertes palabras del oficial hicieron que la mujer rompiera en llanto y confesara desesperadamente ella nunca pensó en abortar.

“Cómo te atreves a juzgarme. No tienes idea de lo difícil que es esto”, Champ le dijo a CNN. “Sé la persona horrible que soy y la situación horrible en la que estoy”.

Champ le contó al oficial que había estado sin hogar por más de dos años, así como algunos detalles de los intentos fallidos contra sus adicciones a la heroína y cristal.

Le reveló también sobre su enorme deseo de encontrar alguien que adoptara a su bebé. Y fue entonces cuando el agente sacó su lado más humano y vulnerable.

LEE: Bebé condenado a morir recibe un milagro de Thanksgiving

Ryan hizo un llamado para no acusar a la pareja de posesión de drogas, pero no podía sacar de su mente una voz diciéndole que esta era su oportunidad de ayudar y realmente marcar la diferencia.

Repentinamente, después de mostrarle a la desafortunada mujer, una foto de su esposa y cuatro hijos, se ofreció a adoptar a su bebé.

Champ quedó atónita y lo miró para “asegurarse de que sus ojos fueran genuinos y de que pudiera ver su alma”, expresó.

El agente y su esposa, Rebecca, habían hablado sobre la adopción de un niño en el futuro, pero le dio la inesperada noticia y, aunque no era en el tiempo planeado, ella aceptó con gusto.

“Él ya conocía mi opinión sobre el tema y sabía que yo estaría totalmente dispuestos”, dijo Rebecca.

Fue el pasado 12 de octubre que Crystal Champ dio a luz a una niña y la Familia Holets la llamaron “Hope.”

“Te amo. Adiós”, fueron las palabras de Crystal para la bebé, relató Rebecca. “Y luego se vuelve hacia mí y me dijo ‘cuídamela’.

LEE: “Bebé milagro” es rescatado tras ser abandonado en bolsa de gimnasio

Por haber sido expuesta a las drogas en el útero, la pequeña Hope padece el síndrome de abstinencia neonatal o NAS.

La recién nacida sufrió el doloroso proceso de desintoxicación e incluso soportó un fuerte tratamiento con metadona, un fármaco para ayudar a los adictos.

Pero Hope ya no está en el hospital; ahora se adapta a su nueva rutina y sin sospecharlo, a la maravillosa oportunidad que le dio la vida.

Ella representa una tendencia alarmante en los Estados Unidos, los bebés nacidos adictos a los opiáceos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Champ, quien también fue dada en adopción, tiene un futuro sombrío y lucha contra la adicción, aunque su situación sigue siendo difícil sin hogar.

“Es necesario que haya más personas como Ryan y su esposa en este mundo”, dijo agradecida.

Danos tu opinión