Foto: El blog infantil
Se recomienda deshacerse de estos relojes a la brevedad posible para evitar riesgos.

Prohíben la venta de ‘smartwatches’ para niños por riesgo de espionaje

(TODO BEBÉ).- Autoridades de seguridad en Alemania han tomado medidas contra Smartwatches para niños, pues permiten el “espionaje” violando la seguridad y privacidad de los menores.

El problema es tal que esta país prohibió la venta de estos relojes inteligentes para niños y recomienda su destrucción.

Las autoridades tratan de evitar que otros escuchen las conversaciones ajenas de forma remota gracias al reloj en cuestión. Los smartwatches, dirigidos a niños entre los cinco y 12 años, expone a quien lo aporta y los que están a su alrededor, advierte la Agencia Federal Alemana de Internet.

“Estos relojes no pueden ni deben ser usados como dispositivos autorizados para este tipo de transmisión o espionaje que es ajena al dueño del reloj”, explica Jochen Homann, presidente de la agencia en el texto.

MIRA EL VIDEO: Estos son los juguetes peligrosos que no deberías comprar esta Navidad

“Nuestra investigación sobre estos productos descubrió, por ejemplo, que los padres los estaban usando para escuchar a los maestros mientras daban clase a sus hijos”, añade el experto.

Según se explica un comunicado, casi todos los relojes incluyen una tarjeta SIM, pero que pueden ser controladas por una app. Muchos de ellos incluyen una función que permite escuchar de forma remota las conversaciones del dueño y su entorno.

Pues esta aplicación suele contar con una función con la que se puede acceder a su micrófono desde ubicaciones remotas y permite al usuario llamar con el reloj a cualquier número sin que el niño se dé cuenta, agrega la fuente.

“Este tipo de función, permite grabar conversaciones sin el consentimiento de todas las personas involucradas, está prohibido en Alemania”, insiste el comunicado.

Tras la decisión, también se recomienda a las familias que tengan estos relojes en casa deshacerse de ellos con la mayor brevedad posible para evitar riesgos.

La Agencia actuará sobre los vendedores y dueños de estos productos, pero esta agencia no es la única que ha denunciado los riesgos que tienen para los más pequeños los juguetes tecnológicos conectados a internet: en Estados Unidos denunciaron dos productos que contenían micrófonos y enviaban las conversaciones grabadas “a agencias de mercadotecnia y publicidad”, uno de ellos es “My Friend Cayla”.

    Danos tu opinión