Foto: CNN
El médico aconsejó inicialmente no resucitar al bebé, pero su madre nunca perdió las esperanzas.

La sobreviviente más prematura conocida del mundo

(TODO BEBÉ).- Nació a las 22 semanas de gestación y no había posibilidades de que sobreviviera, pero desafió a la medicina y lo ha logrado, informó CNN.

Aunque el lumbral más bajo para reanimar a los bebés es de 22 semanas, esta pequeña nació a las 21.

“Ella puede ser la sobreviviente más prematura conocida hasta la fecha”, según un informe de un caso sobre su nacimiento publicado en la revista Pediatrics la semana pasada.

Antes de que una emergencia médica condujera al nacimiento prematuro de su hija en 2014, mientras todavía estaba en la sala de anteparto del Methodist Children’s Hospital en San Antonio, Texas, la madre de nombre Courtney Stensrud, dijo que buscó información de partos en la semana 21 pero no existía.

Stensrud comenzó el trabajo de parto prematuro debido a una ruptura de membranas y una infección común de la membrana placentaria llamada corioamnionitis, según el informe médico.

Narra la mujer que después de dar a luz, los médicos le aconsejó sobre las extremadamente bajas posibilidades de supervivencia del bebé y aconsejó inicialmente no resucitar al bebé.

Stensrud escuchó mientras sostenía a su niña de 15 onzas en sus brazos, con el cordón umbilical todavía sujeto, dijo.

“Aunque lo estaba escuchando, simplemente sentí algo dentro de mí que decía: ‘Solo ten esperanza y ten fe’. No me importó que tuviera 21 semanas y 4 días. No me importó “, dijo Stensrud.

“Mientras me estaba hablando, solo dije: ‘¿Lo intentarás?’ Y dijo que lo haría, y tres años más tarde, tenemos a nuestro pequeño bebé milagroso “, dijo la madre.

LEE: Así es como se podría predecir el riesgo del parto prematuro

Cuando Ahmad y sus colegas ingresaron a la sala de parto y parto de Stensrud, no esperaban resucitar al bebé prematuro, dijo.

“Empezamos a darle oxígeno, y realmente bastante rápido, su ritmo cardíaco comenzó a subir. Ella cambió muy lentamente los colores del azul al rosa, y ella comenzó a moverse y comenzó a respirar en unos minutos”, dijo el médico.

Debido a que “la mayoría de los bebés que nacen así de temprano no sobreviven” y esta pequeña necesito atención prolongada en la unidad de cuidados intensivos neonatales, conocida como NICU, por lo que no fue dada de alta del hospital hasta 126 días después de haber nacido.

Pasado el tiempo, a los 2 años, aunque era más pequeña que sus compañeros después de que evaluaron sus habilidades cognitivas, motoras y del lenguaje; esta pequeña sobreviviente logró un resultado similar al de un niño de 20 meses.

Además, ella no presentó ningún impedimento auditivo o visual o parálisis cerebral, de acuerdo con el informe, y ahora asiste a preescolar.

Alrededor del mundo, se estima que 15 millones de bebés nacen demasiado temprano, antes de las 37 semanas de gestación, cada año, según la Organización Mundial de la Salud.

Por ahora, la orgullosa madre dijo que espera que el caso de su bebé inspire al mundo y dé alivio a las mujeres que esperan bebés prematuros. Y el Dr. Ahmad espera que este caso pueda ayudar a guiar la búsqueda de la respuesta correcta a sus colegas.

“Desde el momento en que entró en este mundo, siempre ha querido vivir”, dijo Stensrud sobre su hija. “Ahora, ella vive la vida”.

Danos tu opinión