Pixabay
Recomiendan que los pequeños inicien clases de natación desde el primer año.

Tan solo dos centímetros de agua podrían ahogar a un bebé

(TODO BEBÉ).- Sólo dos centímetros de profundidad en el agua son suficientes para que un bebé pueda ahogarse, advierten los expertos.

Es un recordatorio de la Asociación Española de Pediatría (AEP) para los padres de familia sobre la atención que deben dar a los más pequeños, indicó el sitio especializado Padres e Hijos.

Pues han emitido una alerta sobre la necesidad de vigilar en todo momento a los niños mientras están en el agua, ya sea jugando o cerca de ella.

Perder de vista a los pequeños por unos segundos, podría ser suficiente para accidentes potencialmente mortales.

Según las estadísticas los ahogamientos representan el 13 por ciento de las principales causas de mortalidad infantil en niños de 0 a 14 años y se dan principalmente en menores de 5 años y en albercas particulares.

Por esto los expertos recomiendan que los pequeños inicien clases de natación entre el primero y cuarto año para disminuir la tasa de accidentes en el agua.

Danos tu opinión