Thinkstock
Haz que tus hijos participen en la elaboración de sus trajes, ¡les va a encantar!

Ideas caseras, sencillas y baratas para hacer un disfraz de Halloween

(TODO BEBÉ).- Se acerca Halloween o noche de brujas y seguro ya tienes el disfraz que tu pequeño estará usando, ¿o no?

Si bien es cierto que hay muchas tiendas donde comprar un disfraz, no hay nada más entretenido que intentar confeccionarlo en casa, además no tienes que gastar una fortuna.

Tú y tu pequeño pueden hacer su propio disfraz con algunas prendas de ropa, maquillaje, sombreros y mucha, mucha creatividad.

Deja que juegue a ser alguien distinto y así pueda decidir cuál será su disfraz perfecto: tal vez superhéroe, muñeca, monstruo, estrella del rock… La lista es casi infinita, tanto como la imaginación de ambos, de acuerdo al sitio web Eroski Consumer.

Hemos recopilado algunas buenas ideas de disfraces que no pasan de moda y puedes hacer con la ayuda de esas lindas manitas de los consentidos del hogar. Toma nota:

Animalitos

Recrear un animalito es muy fácil. Los gatitos, perritos, conejitos y más que se pueden hacer de la misma manera.
Solo necesitas un pantalón, una blusa de manga larga y un par de guantes del color que se asemeje al cuerpo del animal elegido.

Puedes optar por cualquier zapato del mismo color o incluso cubrirlos con una especie de forro con alguna tela. Para las orejas necesitas una tiara o diadema. Aquí viene la parte donde se empieza a definir el animalito, puedes trazar las orejitas en una cartulina y recortarlas para luego pegarlas en la tiara.

Para terminar, simula los ojos, hocico y bigote del animalito que tu pequeño haya elegido.

LEE: Cómo lograr un Halloween agradable para niños con autismo

Disfraces con alas

Son mariposas, abejitas, mariquitas, hadas y ángeles son disfraces fáciles que se elaboran de manera muy similar.

Mariposa, abeja o mariquita: puedes optar por un leotardo y medias (como bailarina) o pantalón y camiseta; que combinen con el color de las alas y vaya de acuerdo al insecto elegido. Agregas una tiara con un par de antenas, que puedes hacer tu misma.

Hada: se pueden usar un vestido elegante, una falda de tutú e incluso el vestuario que la mariposa pero con detalles brillantes, pues lo ideal es emular un atuendo de fantasía. Puedes usar un elegante peinado con flores en el cabello o una tiara brillante. Y no puedes olvidarte de la varita mágica, que puede ser de juguete o con materiales reciclados.

Ángel: Lo ideal es una túnica blanca, pero funcionan perfectos un vestido, un elegante traje o simplemente pantalón y camiseta blancos. Para la cabeza una corona circular que puedes hacer con un alambre forrado de guirnalda dorada o plateada (material que se usa para el árbol de Navidad)

Para las alas puedes confeccionarlas tu misma, reciclar algunas que haya usado antes o comprarlas en alguna tienda económica, son muy comunes y las hay en todas partes.

LEE: Medidas de seguridad para niños durante “Halloween”

Disfraces clásicos ¡de último momento!

Princesa: Un vestido amplio, una corona y un lindo peinado. Puedes agregar joyas de fantasía y guantes.

Mago o brujo: Solo necesitas una túnica de un color obscuro que prefieras y un sombrero en forma de cono.
Para la cabeza puedes confeccionar un sombrero en forma de cono. Utiliza una cartulina negra y une con una grapadora. Puedes agregar para el mago una especia de varita mágica con una rama de árbol; para el brujo o bruja una escoba vieja.

Vampiro: Solo requieres ropa negra, un buen maquillaje y unos colmillos (que puedes encontrar en una dulcería) Es necesario conseguir una capa.

Superhéroe: Si prefiere ser un superhéroe basta con ropa del color de su preferido y un peinado de galán. Puedes dibujar el escudo y pegarlo en el traje. Es necesario conseguir una capa.

Payaso: Ropa de distintos, una corbata. También podemos usar calcetines diferentes y colocar uno de ellos por encima del pantalón. El disfraz se completa con una peluca (aunque no es indispensable) y por supuesto maquillaje.

Momia: Viste a tu pequeño de blanco y envuélvelo con gasa, que puedes conseguir en la farmacia.

Futbolista: Usa simplemente un short y camiseta del color de su equipo favorito, calcetines deportivos y tenis. Dibujen el logo del equipo y el número del jugador en el que se vaya a disfrazar y pégalos sobre la camiseta.

Científico loco: Solo necesitas una bata o camisa grande de papá o mamá, lo importante es que sea blanca. Lleva un par de plumas o bolígrafos en el bolsillo, unas gafas de juguete o algún armazón viejo y un frasco de plástico con algún líquido colorido (opcional). Para el toque final solo basta desordenar el cabello y poner un poco de gel fijador para que el look dure toda la noche.

Si te quieres poner muy creativa y te gustaría disfrazarte con tu pequeño, recuerda que hay opciones muy divertidas de disfraces de parejas como: Mamá muñeca y bebé paleta; papá gorila y bebé banana u otras lindas parejas para enternecer a todos en Halloween.

Haz que tus hijos participen en la elaboración de sus trajes y verás que ¡les va a encantar!

Danos tu opinión