Thinksotck
Saber cómo va a reaccionar tu hijo cuando conozca a su hermano ¡es todo un misterio!

¿Cómo ayudar al hermano mayor a adaptarse al nuevo bebé?

(TODO BEBÉ).- Es todo un misterio saber cómo va a reaccionar tu hijo cuando conozca a su hermano. Llega el momento en que se da cuenta que no le ayudas a ponerle los zapatos porque ya no puedoes agacharte como antes y empiezan a decir cosas como “que quisiera que su hermano se fuera al espacio” y otras cosas que podrían preocuparnos. Totalmente de terror.  ¿Qué puedo hacer antes y después de que nazca la bebé?

1. Hay que mantener las cosas lo más normal posible

Los pequeños son amantes de las rutinas, así que no es el mejor momento para realizar cambios importantes, como dejar el pañal o el chupón o cambiarlos de cama. Al atender las necesidades de los niños les demuestras que los amas y cuando te ven haciéndolo por alguien diferente a ellos, quieren la misma atención; por eso muchas veces los hermanos grandes quieren dormirse en la cuna, ponerse pañales o volver a tomar leche de un biberón.

Desde que te enteras de que viene otro bebé en camino debes tratar poco a poco de hacer que sea más independiente. Cosas como: bañarse, vestirse, comer solo, arreglar su mochila, llevar sus platos a la cocina, etc… Tiene que acostumbrarse a la presencia de la bebé y a la disminución de atención.

2. Cuando se ven por primera vez

He leído que muchas mujeres recomiendan que sea lo antes posible y en terreno neutro, como el hospital. Es mejor si no está el bebé cuando llega el hermano mayor, pues así puede constatar que aunque la mamá está en cama, se encuentra bien y después de haber compartido con ella un rato, se puede relajar. Luego llega el nuevo bebé y se puede celebrar su nacimiento con un pequeño pastel y regalos, tanto para el recién nacido como para el hermano mayor. Cuando las enfermeras se lleven al bebé, se despide al hermano mayor para que se vaya a casa, así no sentirá que ha sido reemplazado ni hay que explicar por qué el bebé se puede quedar y él no.

3. Permite que juegue con él

Dicen que para evitar volver temerosos a los hermanos mayores o que guarden resentimientos, se debe dejar que toque y juegue con el bebé sin interferir y no decirles todo el tiempo: “¡Ten cuidado! ¡No lastimes al bebé!”. Los bebés resisten un poco de trato rudo y si no les gusta, lloran, en cuyo caso puedes explicar mejor que ese trato no les el apropiado. En todo caso puedes redirigirlo si parece que puede lastimarlo.

4. El mejor ayudante

Además de que ayudará con algunas de las millones de cosas que hay que hacer para cuidar a un recién nacido, asignarle tareas al hermano mayor hará que se sienta incluido, ya sea trayendo un pañal o enjabonando al bebé durante el baño. También se le pueden pedir consejos sobre la ropa que debe usar y tal vez quiera hasta contarle una historia él mismo. Sentirse necesitado puede facilitar que se adapte a su rol de hermano mayor. No hay que olvidar agradecerles al final para que se sientan apreciados.

5. Tiempo compartido

Es natural querer pasar el mismo tiempo con un hijo que con el otro, pero los recién nacidos necesitan de mucha atención y la realidad es que no habrá oportunidad de hacerle tanto caso al mayor como antes. Lo que se puede hacer es pasar tiempo con los dos, por ejemplo, cuando se está alimentando al bebé se le puede leer o contarle una historia al hijo mayor. También se puede colocar al recién nacido en una silla mecedora o en el piso mientras se juega con el mayor. Más adelante, él grande podrá entretener al pequeño a ratos haciéndole caras graciosas o ruidos extraños y al ver las sonrisas del bebé, él sentirá que el bebé en verdad lo aprecia.

6. Tiempo especial

Igual de importante es pasar un rato a solas con el hijo mayor y tratar de entender que puede estar pasando por momentos difíciles al tener un nuevo hermano. Al estar disponible para lo que él quiera hacer, sabrá que uno se preocupa por él y podrá sentirse más cómodo diciendo cómo se siente. No se tiene que planear una gran aventura, con tan solo estar juntos y abrazarse o compartir un juego durante 15 minutos puede hacer la diferencia.

Danos tu opinión