Clara Lenis

Mamá sin Filtro

¡Sorpresa! Vas a ser mamá… ahora, ¿qué voy a hacer?

¡Sorpresa! Vas a ser mamá... ahora, ¿qué voy a hacer?

Un 7 de enero de 2017 me di cuenta que mi vida cambiaría para siempre. Me levanté como lo hago todos los sábados alistándome para ir al gimnasio y tratar de tener un fin de semana activo. Ese fin de semana era diferente, mi pareja, el hombre que me robó el corazón desde hace 15 años, no se encontraba en el país, la semana que había tenido fue difícil porque no me sentía bien y el sueño que me invadía era de otro mundo.

Sufro de hipotiroidismo y uno de sus síntomas es el sueño, así que asumí que mi dosis de medicina de pronto ya no hacía efecto. Ese sábado vistiéndome para mi clase de Crossfit encontré en el baño una prueba de embarazo, y ese instinto de mujer me dijo que la hiciera, aunque era muy reacia a la idea de estar embarazada ya que mi enfoque en ese momento era mi carrera y por esto pensabamos que “no era el momento de ser papás”. Efectivamente la prueba digital que decidí hacerme ese día me mostró 8 letras que partieron mi vida en dos… P R E G N A N T!

Me senté en el baño en shock, no podía creerlo, mi ida al gimnasio no llegó a darse, me quedé congelada pensando a quién llamar o qué hacer… Llamar a Juanes, mi pareja, que se encontraba en Colombia, fue una de mis primeras reacciones pero no, no quería darle la noticia que cambiaría nuestras vidas por medio de una simple llamada. Llamar a mi mamá menos, como buena colombiana o latina, sabía que no iba a aguantar y le iba a gritar al mundo entero que iba a ser abuela… ¡POR FIN! Por medio de Whatsapp le comuniqué a mis mejores amigas en Colombia, tenemos un chat famoso que se llama Las Venenito y esas locas sí que gritaron, era una histeria colectiva. Luego decidí llamar a una de mis mejores amigas y apoyo en este país, mi mona adorada, Beatriz, que tampoco pudo contener el grito en el teléfono. Corrió a mi casa con otra prueba y nuevamente, como la otra que decía PREGNANT, esta mostraba dos rayitas rosadas como presagio de mi futuro.

¿Qué voy a hacer ahora? ¿cómo cambiará mi vida? ¿qué nos depara el futuro ahora siendo cuatro, incluyendo a mi perro Pepe?

Esa respuesta no la tenía ni la tengo, trato de tomar la vida como viene, el día a día, no soy de planes ni mucho menos de pensar en todas las consecuencias, solo algunas, que las decisiones traen consigo. Lo único que sé es que mi frijolito, como le pusieron en mi trabajo, comenzó a crecer en mi vientre. Desde ese día entiendo la vulnerabilidad de la vida, de cómo en un segundo todo cambia, para bien o para mal.

Dejar a un lado las salidas de fines de semana, bajarle al gimnasio, tomar la vida suave, dejar de estresarme por cosas sin importancia, pensar en que ya llevaba una vida dentro de mí a la cual le debo, como mujer, ser humano y madre, dar todo.

El anuncio de mi embarazo creó mucha expectativa, mi pareja por fin llegaba a casa y no podía dejar de pasar algo tan importante desapercibido. Por eso les comparto este video donde le digo al amor de mi vida y mi familia que pronto seríamos tres.

Conclusión… ese 7 de enero partió mi vida en dos, en dos hemisferios, en dos mundos… un antes y un después que seguramente nunca me arrepentiré y que por más de que te quieras enfocar en tu carrera o en viajar con tu pareja siempre tu instinto de mamá, tu lado femenino, el lado más profundo de ser mujer aflora, te nutre, te renueva, te hace reconsiderar tu papel en este planeta, te hace más humana y más sensata.

Para todas aquellas mujeres que llegan a leer esto y que tienen miedo a ser mamás les digo que se arriesguen, que le apuesten al amor, a vivir, a darle más sentido a la vida… a sentir el amor más puro.

Seguiré contándoles por este medio los “ups and downs” de un embarazo, lo bueno y malo, lo lindo y feo… porque soy una mamá sin filtro.

 

 

Danos tu opinión

Clara Lenis

Mamá sin Filtro

Siendo hija única siempre he pensado en tener dos o más hijos pero siempre he esquivado la maternidad por pensar en mi carrera como comunicadora. Ahora como mamá primeriza, quiero contar y compartir las experiencias desde el primer momento en que me di cuenta que llevaba a mi pequeña Penélope en mi vientre. Desde mi blog quiero dar a conocer esas cosas que no nos dicen del embarazo y la maternidad, desde el amor más puro que se siente hasta los detalles físicos que muchas no se atreven a contar.