Foto: Thinksotck
Expertos recomiendan hablar con ellos siendo honestos, pero sin alarmarlos.

Cómo calmar a los niños durante el paso de un huracán

(TODO BEBÉ).- Con algunas ciudades sumergidas en el agua debido a los huracanes y miles de personas evacuadas, es importante advertir a la familia pero, ¿cómo explicárselo a los niños? Los expertos comparten algunas pautas.

Primero hay que recordar que los niños dependen de su rutina diaria y cuando alguna situación de emergencia o desastre natural la interrumpe, pueden sentirse inquietos.

Pues los temores de los pequeños pueden surgir de su imaginación, por lo que especialistas de la American Academy of Pediatrics recomiendan hablar con ellos presentándoles un cuadro realista y honesto de la situación, pero sin alarmarlos.

Los niños tienen una habilidad diferente para comprender la información dependiendo su edad, dice el doctor en psicología clínica experto en desastres y crisis y profesor en la Universidad de Alabama en Birmingham, Josh Klapow. Y los padres, podrían no tener todo resuelto ni asegurado, pero hay cosas que sí pueden hacer:

Citando al experto, en el caso de los menores de 5 años:

• Lo ideal es decirle “estoy aquí para ti”.

• Mantener la calma ante los pequeños en la medida de lo posible.

• Apagar o alejarlo de la televisión cuando estén las imágenes del desastre en cuestión, porque no están listos para comprender lo que están viendo ”, señala Cynthia Edwards, directora del departamento de psicología y trabajo social de Meredith College en Raleigh (Carolina del Norte).

Los mayores de 5 años ya son capaces de comprender lo que ocurre en su entorno y es necesario ser honesto con ellos:

• Diles que “harás todo lo posible porque estén a salvo”, el saber o ver que hay un plan en marcha los hace sentir más seguros.

• También debes preguntar qué es lo que es los asusta exactamente, hacer preguntas específicas como por ejemplo: ¿tienes miedo a perder tu casa? ¿Tus juguetes? El objetivo de esto es calmar sus miedos, explica Klapow.

• Apagar la televisión si no hay un adulto al lado que ayude a explicar lo que están viendo, indica Gwynn Morris profesora de psicología en Meredith College.

• Hablarles sobre las cosas que pudieran fallar como la electricidad, los teléfonos, etc.

• Para que no teman ante la presencia de bomberos, policías o paramédicos, cuéntales como ayudan durante los desastres.

• Diles cómo llamar para pedir ayuda y cuándo usar los números de emergencia (911).

Según los expertos, el éxito de los pequeños a la hora de afrontar situaciones difíciles se basa en el comportamiento de sus padres, pues “las emociones cuentan más que las palabras”, de acuerdo a la publicación del sitio web Todo Bien.

“Los niños prestan más atención a nuestras emociones que a nuestras palabras. Si estás estresado necesitas calmarte frente a ellos, porque puede que no entiendan tus palabras, pero sí tus emociones. Cuanto más calmado estés, mejor”, advierte Klapow.

Recuerda que, en estos casos de emergencia, los niños necesitan la seguridad firme de que están a salvo y de que cuentan con el apoyo de los adultos.

Danos tu opinión