Foto: Thinkstock
Te dejamos seis buenos ejemplo de meriendas que puedas enviar en la lonchera de tu niño.

Esto es lo que debe incluir la lonchera saludable de tu hijo

(TODO BEBÉ).-Cuida la comida que envías a tu hijo en la lonchera, ya que esta puede beneficiar o perjudicar su concentración, comportamiento y estado de ánimo en la escuela.

La nutricionista y psicóloga, Rosaly Cartagena recuerda a los padres lo importante que es darles algo que los nutra, según la publicación de Primera Hora.

“Es importante que los padres sepan que hay alternativas, no solo deben ser frutas y vegetales. A lo mejor a no todos los nenes les gustan las frutas y los vegetales, pero hay otros alimentos que cumplen con el propósito”.

LEE: Recetas: Sándwiches variados para llevar a la escuela

De acuerdo a la especialista, estas son algunos requisitos nutricionales se recomienda que los niños:

• Que los niños hagan tres meriendas al día. La primera debe ser entre 8:30 y 9:00 de la mañana.

• La ingesta calórica de ellos es más que la del adulto, porque están en crecimiento. Al ser tantas calorías lo ideal es dividirlas en pequeñas porciones durante el día.

• Darle tres porciones de frutas

• Alguna fuente de calcio que puede ser yogurt, palitos de queso o cereal fortificado en calcio.

• Alguna fuente de proteína, como cortes fríos o si se prefiere una versión vegetariana esta puede ser hummus.

• El azúcar es uno de los ingredientes que más se deben controlar, pues afectará mucho el desempeño en la escuela y no se podrán concentrar.

• De la sal también hay que estar pendientes, pues muchos alimentos procesados son altos en sal y en esa categoría.

• La hidratación es un aspecto muy importante, los pequeños se deshidratan más fácilmente que los adultos debido a que sus cuerpos son más pequeños.

También es importante que a los niños participen a la hora de comprar sus meriendas y alimentos, señala la nutricionista:

“Hay que llevar a los niños al supermercado para que ellos nos digan cuáles son sus gustos y que vaya probando otras cosas. Cuándo se prueba un alimento nuevo lo ideal es que el niño lo pruebe al menos en tres ocasiones, para que esas papilas gustativas se vaya adaptando a ese sabor. Así estará abierto a consumir otras cosas nuevas”, expuso.

Pero recuerda que el ejemplo impone y si quieres que tu hijo coma sanamente, también deberías hacerlo tú. Citando a la fuente, aquí te dejamos seis buenos ejemplo de meriendas que puedas enviar en la lonchera de tu niño:

Merienda 1
1 taza de fruta fresca/ un sándwich de pavo y queso / 6onzas de leche baja en grasa

Merienda 2
Una barra de granola o cereal bajos en azúcar/ yogurt / un palito de queso

Merienda 3
1 manzana pequeña con mantequilla de maní / trozos de  brocoli con algún aderezo bajo en grasa /una cajita de cereal seco

Merienda 4
Frutas secas como pasas / un puñado de almendras / galletas con bajo contenido de azúcar

Merienda 5
2 panes integrales con mantequilla de maní y jalea / uvas / jugo natural

Merienda 6
Barritas de avena con pasas (nutritivas y altas en fibra)

 

    Danos tu opinión