Pamela Salinas Parra

La vida después del parto

Las cuatro molestias más comunes en la lactancia

Las cuatro molestias más comunes en la lactancia

(TODO BEBÉ).-Existe una amplia variedad de situaciones que pueden volverse una verdadera complicación durante la lactancia materna y mucho tiene qué ver con las condiciones de cada mamá y de cada bebé, la diferencia puede ser desde la forma en que nacieron, hasta situaciones fisiológicas.

Sin embargo, la mayoría de las quejas o problemas que enfrentan las nuevas mamás son las situaciones que tienen solución si piden ayuda pronto, pero sobre todo si están informadas.

Pezones agrietados

Sin duda, la más común molestia y problema al iniciar la lactancia. Esta situación está relacionada directamente con el agarre del bebé al la teta. Es decir que si el bebé no se prende de manera correcta del pezón, entonces lo pellizca con sus encías, cosa que además de ser dolorosa, opera en contra de la lactancia puesto que no se estimulan las terminales nerviosas que están en la zona de aureola y entonces la producción de leche se ve seriamente afectada.

Las grietas cicatrizan sí y sólo sí se corrige el agarre, es decir, se puede untar lanolina, dejar los senos al aire, pero si el agarre sigue siendo el mismo, las lesiones continuarán, por eso recomiendo que se busque una asesora de lactancia lo antes posible a corregir la forma en como está comiendo la criatura.

Hongos

Si sientes mucha comezón, dolor agudo (como si te estuvieran cortando), ardor y hasta punzadas incluso cuando tu bebé no está comiendo, lo más probable es que tengas una cuadro de hongos en la zona de la teta. Primero no te asustes ni te sientas mal, no hiciste nada malo, los hongos se dan en zonas húmedas, obscuras y calientitas, ¿cierto?

Pues justamente así está la teta cuando damos leche materna, así que lo indicado es ir con tu ginecólogo a que te mande un fungicida, casi siempre mandan un gel que te untas y también uno para la boca del bebé, y lo más importante es que no se suspende la lactancia. así como lo leen, la medicina para combatir los hongos en los senos no está contraindicada para la lactancia. Es importante es recordar que si hay grietas en la zona, lo más seguro que no cicatricen hasta erradicar los hongos.

Conductos obstruidos

Cuando hay una molestia o dolor muy focalizado, sientes una bolita, y la piel de esa zona está enrojecida, entonces hay un conducto obstruido. La solución es hacer un masaje, sólo en en zona y se hace con la parte frontal de los dedos, se pueden poner fomentos de agua tibia y lo mejor es ir cambiando la posición del bebé al comer, de esta manera la criatura estimula otros ductos.

Mastitis

Se trata básicamente de una infección, los síntomas son los senos calientes, enrojecidos, malestar generalizado y más de 38 grados de temperatura, aquí no hay nada qué hacer que ir al doctor para que receten un antibiótico, y no se debe suspender la lactancia por ningún motivo.

Existen antibióticos compatibles con la lactancia, si su doctor no los conoce pueden consultar en e-lactancia.org, ahí encontrarán opciones de medicamento para la infección.

Por último les recomendaría que para establecer la lactancia de manera exitosa, tener un pediatra pro lactancia puede ser toda la diferencia entre lograrlo o no.

Danos tu opinión

Pamela Salinas Parra

La vida después del parto

Hace ocho años me convertí en madre sin tener la menor idea de qué se iba a tratar todo esto. Desde entonces he recorrido un camino de cambios, dudas y aprendizaje intensivo sobre lo que significa ser mamá en estos tiempos. Tuve una cesárea, un parto natural con anestesia y un parto psicoprofiláctico en agua. Informar, ayudar y calmar a otras mamás en esta ardua labor del maternaje me llevó a convertirme en Doula postParto, porque ninguna mujer debería comenzar la maternidad en soledad.