Foto: benadryl.com
Muchos piensan que es seguro porque no necesita receta pero no lo es, dicen los especialistas.

Advierten sobre el uso de medicina contra alergia para dormir a los niños

(TODO BEBÉ).-Reprueban el uso de medicamentos para tratar alergias como auxiliar en el sueño de los niños, informó el portal WFTV 9.

Las autoridades de estado en coordinación con el Centro de Investigación de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés) están en contra de esta práctica y advierten a los padres de familia sobre el uso de remedios, como Benadryl, para relajar a los pequeños.

“Los padres piensan que es seguro porque no necesitan una receta, pero ese no es el caso. Estos medicamentos pueden ser peligrosos “, dijo el Dr. Gaylord García, director del GBI.

Explican especialistas que muchos medicamentos antihistamínicos contienen un ingrediente activo, llamado diphendramina, que tiene un efecto secundario sedante. Este podría causar reacciones adversas en niños menores de 5 años, señalan.

Aunque se especifica en las etiquetas, de la mayoría de los fabricantes, que los bebés y los niños menores de 2 años no deben consumir un medicamento para tratar la alergia.

“Los niños que tienen dosis bajas pueden sufrir de alucinaciones, lo cual es realmente aterrador para un padre. A medida que la dosis aumenta, comienza a preocuparte por temblores, convulsiones y en el peor de los casos, rara vez, la muerte “, dijo García.

Cuatro muertes de niños, causadas por toxicidad aguda antihistamínica, fueron notificadas por el GBI entre 2015 y 2017.

Por su parte, el propietario de una farmacia en Atlanta reitera que el medicamento contra las alergias no está indicado como auxiliar del sueño y no debe utilizarse como tal:

“Está muy claro: los niños menores de 2 años no lo deben tomar. En niños de dos a cinco años, no utilizar a menos que se consulte a un médico. Pero este nunca debe ser utilizado como un auxiliar del sueño “, dijo Ira Katz.

Citando a la fuente, los expertos recomendaron a los padres leer cuidadosamente las instrucciones “completas” en la información escrita en cada medicamento; además de almacenarlos fuera del alcance de los niños para evitar accidentes.

 

Danos tu opinión