FOTO: Organización Radiofónica de Oaxaca
Y si bebes mucho durante la gestación, el bebé puede padecer el síndrome alcohólico fetal.

Beber un poco de alcohol durante el embarazo afecta el rostro del bebé

(TODO BEBÉ).-¿Te han ofrecido una copita aún estando embarazada? Muchas creencias dicen que un poco de alcohol durante el embarazo no afecta al bebé, pero un nuevo estudio publicado en la revista NewScientist dice lo contrario.

Un estudio reciente demuestra que, incluso pequeñas cantidades de alcohol durante el embarazo, modifican el rostro del bebé publicó el sitio Bebés y Más.

Al observar a bebés de 12 meses y determinar cómo la cantidad de alcohol consumida por sus madres había podido afectar a la forma de sus cráneos y rostros, los investigadores notaron pequeños cambios en la cara con cantidades menores de alcohol.

Evidenciando que el alcohol si afecta al bebé; aunque se hable de cantidades muy pequeñas de alcohol, este puede causarle efectos sutiles en la formación de su rostro, advierte.

Para el estudio se siguió a 1.570 mujeres embarazadas durante la gestión, después del nacimiento y hasta el primer año del bebé. De todas ellas, el 27% dijo haber bebido al menos un poco de alcohol durante algún momento del embarazo.

Después de un largo proceso, pudieron ver las diferencias en la formación del rostro de aquellos bebés cuyas madres habían bebido alcohol en comparación con los bebés de las que no lo habían consumido.

Aunque las diferencias se apreciaron mediante técnicas de imagen, concluyeron los investigadores que el rasgo más evidente es en la nariz; pues los hijos de quien tomaron alcohol tenían una nariz más curva hacia arriba y a la vez un poco más corta.

“No sabemos si los pequeños cambios en la forma de la cara de los niños están conectados de alguna manera con las diferencias en su desarrollo. Tenemos el objetivo de ver esto a medida que los niños crezcan”, explicó Jane Halliday, directora de la investigación.

Por otra parte, en el caso de las mujeres embarazadas que beben mucho alcohol, tienen bebés que pueden llegar a padecer el llamado síndrome alcohólico fetal. Se trata de un síndrome que afecta el desarrollo cerebral del bebé y algunos rasgos faciales:

• Nariz chata
• Ojos más pequeños
• Cabeza más pequeña
• Labio superior fino
• Falta del surco vertical entre la nariz y los labios

Por si fuera poco, también son niños mucho más propensos a déficit de atención y conducta, un menor cociente intelectual por lo que en la mayoría de los casos necesitan ser sometidos a terapias para ayudar a que sean lo más autónomos posible.

 

Danos tu opinión