Foto: Wikimedia Commons
Estas criaturas pueden parecer indefensas, pero no lo son.

Esta es la peligrosa razón por la que tu hijo no debe jugar con caracoles

(TODO BEBÉ).-Se emitió recientemente una alerta de salud en Hawái para que las personas, y sobre todo los niños, no toquen a los caracoles o babosas por riesgo de graves infecciones, publicó la revista Padres e hijos.

Aunque estos lentos animalitos son los favoritos de muchos niños exploradores que suelen jugar en el patio, las autoridades advierten sobre el peligro que tocarlos sugiere para la salud.

Han advertido sobre el aumento de los casos de personas infectadas con un tipo de parásitos o gusanos de rata, llamados angiostrongiliasis:

“Son parásitos de las ratas, gusano del pulmón de la rata. Las larvas excretadas son ingeridas por huéspedes intermediarios como caracoles y babosas y por huéspedes de transporte, es decir, huéspedes que no son necesarios para el desarrollo del parásito pero que pueden transmitir la infección al ser humano”, según la página de salud MSD.

Esto quiere decir que, si un humano tiene contacto con el caracol, lo primero que este parasito ataca son los pulmones, después van por la sangre y terminan dañando el cerebro. La mortal infección provoca meningitis y puede causar la muerte.

    Danos tu opinión