Foto: SheKnows
Son muy pocas las personas que toman medidas de precaución y guardan sus medicamentos bajo llave.

Cómo evitar que tu hijo se intoxique con los medicamentos de casa, CDC

(TODO BEBÉ).-Son muy pocas las personas que toman medidas de precaución para guardar sus medicamentos y evitar que un niño pueda tomarlos según un estudio realizado por el Consumer Reports Best Buy Drugs.

Miles de niños ingieren accidentalmente medicamentos, sean controlados o no; lo que devela que no todos protegen a sus pequeños de una intoxicación, informó el portal de noticias La Opinión.

Para el estudio se estudió a más de 1,000 adultos estadounidenses; los resultados revelaron que 2 de cada 10 personas tienen píldoras, estimulantes, sedantes y otros medicamentos bajo llave.

Lo que no fue una sorpresa, ya que las cifras ascienden a los 60,000 niños menores de cinco años, que ingieren los peligrosos medicamentos y terminan en la sala de emergencias, según información de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC).

Es importante que conozcas cuáles son las mejores formas de mantener los medicamentos fuera del alcance de tus hijos.

“Las pastillas y medicamentos líquidos acaban en manos de los niños cuando los dejas por toda la casa; sobre el mostrador de la cocina o en la mesita de noche para usarse después”, indica Dan Budnitz, M.D., M.P.H., director del Programa de Seguridad de los Medicamentos de CDC.

Muchos padres no toman la precaución necesaria para guardar los medicamentos porque confían en los dispositivos de seguridad “a prueba de niños”, agregó.

Tienes que asegurar desde los más peligrosos hasta los antibióticos y medicamentos de venta libre, ya que podrían mandarlos al hospital.

El caso de los antibióticos, de ser ingeridos por un niño estos pueden causarle pérdida de conocimiento o incluso cortar su respiración y desencadenar convulsiones.

Si un accidente de este tipo le ocurre a tu hijo, o se muestra demasiado somnoliento, confundido, tiene dificultad para respirar o no respira, debes llamar de inmediato al 911.

También debes revisar inmediatamente su boca y retirar las pastillas. Lleva contigo el frasco y las pastillas restantes para que el personal de emergencias pueda identificar el medicamento y darle el mejor tratamiento o antídoto posible.

Por su parte, los CDC recomiendan que todos los medicamentos se traten como si fueran sustancias químicas potencialmente peligrosas y que siempre se almacenen o se guarden bajo llave fuera del alcance de los niños.

Existe una iniciativa llevada a cabo por los CDC, llamada Up and Away (Arriba y fuera del alcance) que refuerza las recomendaciones y les recuerda a las personas que nunca deben dejar las pastillas ni los frascos de medicamentos abandonados sobre las mesas, las mesitas de noche, el mostrador de la cocina, en las bolsas de mano ni en los bolsillos del saco o abrigo.

Además algo importante: nunca debes decirles a los niños que tus medicamentos son “caramelos” porque ellos también querrán tomarlos y no te fíes de las tapas a prueba de niños.

 

Danos tu opinión