Foto: Blog para disfrutar de un embarazo y parto saludables
El clima cálido trae una advertencia para los padres y tutores sobre este hábito.

Cubrir la carriola con una manta en verano podría ser un grave error

(TODO BEBÉ).-Cubrir las carriolas de los bebés en el intento de protegerlos del aire o el sol, podría ser un riesgo para su salud.

El clima cálido trae una advertencia para los padres y tutores sobre el hábito de poner una manta tapando la carriola del bebé, informó ABC Action News.

El motivo principal por el cual se acostumbra tapar la carriola del bebé, es la protección de los rayos del sol.

“A veces vemos, debido a eso, no conseguimos una buena ventilación allí y los niños pueden calentarse y calentar y sudar”, dijo Rachel Dawkins, pediatra de Johns Hopkins All Children’s.

Advierten los especialistas que esto podría ser más peligroso se lo que se cree ya que podría causar deshidratación

“Normalmente, si un niño dice que tienen sed, significa que es demasiado tarde, realmente necesita mantenerse hidratado antes de llegar a ese punto”.

Según el pediatra no es una buena idea arropar de más al bebé, además debes asegurarte de que el pequeño está recibiendo una buena cantidad de aire; se recomienda incluso utilizar un ventilador portátil.

Pero asegura Dawkins que también es cuestión de lógica:

“Utilice su mejor juicio, si está súper caliente afuera y estás sudando, probablemente significa que tu bebé está sudando e incómodo dentro de la carriola”, argumentó.

Danos tu opinión