Foto: Flickr
"Son la principal causa de accidentes de bebés", según pediatras.

Este es el inminente peligro de las andaderas para los bebés

(TODO BEBÉ).-Cuando el bebé pasea en su andadera podría caerse por las escaleras, quemarse e incluso intoxicarse advierten los especialistas.

Según los pediatras, la principal causa de accidentes de bebés es pasear libremente en una andadera alcanzando todo a su paso, publicó el sitio web Página Siete.

Puede parecer tan útil para los padres y a la vez divertido para el bebé, que se deja de lado el potencial peligro que esto andar por toda la casa con las manos libres supone para los más pequeños, según especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés.

Hay que pensar dos veces antes de colocar al niño dentro de la andadera porque es esta sillita en movimiento el principal factor para que haya accidentes entre los bebés de 10 a 12 meses en promedio, apunta el médico pediatra  del Hospital del Niño de La Paz, Héctor Mejía Salas.

“La Facultad de Medicina de la UMSA no recomienda el uso del andador por ser el principal causante en los accidentes de los bebés. En el Hospital del Niño podemos ver a diario que en la mayoría de los accidentes de los bebés de 10 a 12 meses está implicado el andador”, aseguró Mejía.

En general, la andadera es una opción para que los padres de familia tengan las manos libres por más tiempo para realizar otros quehaceres domésticos además de cuidar al bebé.

Allí es justo donde radica el peligro. Sin la atención puesta en el bebé, este se traslada de habitación en habitación tocando todo a su paso incluyendo las terminales eléctricas, artículos de cocina, pesados aparatos eléctricos, comida caliente, entre otras cosas con las que se puede encontrar en el hogar.

Además las llantitas del artefacto pueden atorarse y lanzar al bebé al piso, provocándole un trauma craneano advierte Mejía. También podría causar alteraciones y malformaciones futuras en el modo de caminar del pequeño debido a que tienen a caminar con las puntas de los pies cuando están en el andadera.

Los especialistas recomiendan que el niño sea supervisado constantemente aunque vaya por la casa en andadera:

“Si es que en último caso se usara el andador, el niño tiene que estar bajo la constante supervisión de un adulto. Un niño normal debería aprender a gatear, levantarse, caminar y volver a sentarse. El andador no contribuye en su desarrollo”, concluyeron.

Danos tu opinión