Top 10: Los mejores alimentos para los niños
¡Los mejores en su etapa de crecimiento!

Top 10: Los mejores alimentos para los niños

(TODO BEBÉ).- Como padres una de nuestras principales preocupaciones es saber si es correcto lo que le damos de comer a nuestros hijos, para que tengan un mejor desarrollo físico, mental y emocional.

Existen infinidad de consejos y recetas al respecto, sin embargo hay que tomar en cuenta que no todos tienen un respaldo profesional, por lo que hay que tener cuidado, ya que lo que está en juego es el futuro de los pequeños.

En el reportaje titulado “The 10 Healthiest Foods for Growing Kids” y publicado en el sitio Smart Parenting se dieron a la tarea de realizar varios estudios e investigaciones sobre cuál es la mejor alimentación, así como entrevistas a nutriólogos, consulta en libros y pirámides alimenticias.

Entre todo lo que investigaron llegaron a la conclusión de que existen 10 alimentos que consideraron son los mejores para nuestros niños. Aquí se los presentamos, sin un orden en particular:

 

 

arroz

El Dr. Benjamin Spock, en colaboración con reconocidos pediatras escribió en la publicación del Comité Médico para la Medicina Responsable (PCRM por sus siglas en inglés), que los granos enteros del arroz, la pasta integral y el pan de grano no sólo satisfacen, también son muy nutritivos.

Los carbohidratos compuestos son una gran fuente de energía para los niños en crecimiento, además contienen fibra, proteínas y vitaminas importantes. Los granos enteros pueden ser fácilmente el 50 por ciento de una comida completa. Para saber cuánto arroz puede comer un niño, la doctora Daisy C. Persia, nutrióloga del Centro Médico UERM, comenta que la energía que necesita un infante, es determinada por su metabolismo y la actividad física que realiza. La ingesta recomendada para pequeños de uno a tres años es de 105 calorías por kilogramo de peso (Kcal/Kg), y de 90 (Kcal/kg) para edades de cuatro a seis años.

 

 

 

 

huevo

Leanne Ely, nutrióloga y autora de “Alimentos Saludables: la guía irreverente para entender la nutrición y poder alimentar bien a tu familia”, escribió que el huevo son una gran fuente de proteínas y otros nutrientes, incluyendo las vitaminas B, E y zinc, por nombrar algunos. El huevo no es sólo altamente nutritivo, además es barato y fácil de masticar. Se puede preparar de muchísimas maneras deliciosas como cocido, estrellados o en omellete. Descubrimientos recientes indican que es más probable que las personas lo comen regularmente tengan una dieta con cantidades más adecuadas de nutrientes que las que no lo consumen frecuentemente.

 

 

leche

La doctora Persia recomienda un vaso de leche al día para mantener las necesidades de calcio, proteínas y vitamina B. La guía de la pirámide nutricional para niños diseñada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) fomenta entre los padres que prefieran la leche desnatada o baja en grasas. La leche descremada contiene riboflavinas (vitamina B), que es importante para una buena vista, un vaso de esta leche contiene 86 calorías. El yogurt es otra gran fuente de calcio y es más fácil de digerir que la leche entera.

 

 

mango

Un mango mediano contiene 57 miligramos de vitamina C, 8 mil IU de vitamina A, 135 calorías, un gramo de grasa y cuatro gramos de fibra. Esos son valores nutricionales muy altos para algo que además es delicioso para comer. La Dra. Persia afirma que las frutas aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales, además de mucha fibra ideal para la dieta de los niños. La USDA recomienda dos porciones de fruta al día, otra gran opción es el melón, en cada mordida de esta jugosa fruta tu hijo consume vitamina C, beta-caroteno, vitamina B, minerales y calcio.

 

 

almendras

O nueces, o almendras, cacahuates, pistaches… La crema untable de nuez es una gran comida rápida para los niños, ellos necesitan esta grasa, ya que es buena porque no contienen aceites hidrogenados mezclados en ella, además de sus proteínas. Una onza de nueces tiene 166 calorías, 14 gramos de grasa y 2 gramos de fibra. La Dra Persia comenta que las nueces, los frutos secos y las leguminosas son esenciales para el crecimiento adecuado de los niños, ya que reparan desde esa edad los tejidos corporales, los cuales constituyen la mayor parte del organismo.

 

 

pescado

Las proteínas que se encuentran en el pescado, la carne, el pollo y el pavo son esenciales para el desarrollo. La Dra. Ely dice que es un hecho que los niños necesitan proteína para poder seguir creciendo, y es necesario dárselos muy frecuentemente, de acuerdo a sus preferencias. Algunas buenas opciones pueden ser mezclarlo con leguminosas, frijoles, alubias o productos de soya como el Tofu. La Dra. Persia añade que las proteínas es sólo una parte de la energía necesaria, que si la ingesta de energía es inadecuada las proteínas de los alimentos y del cuerpo estarían dañadas para poder aportarla por sí mismas. Para poder lograr un balance apropiado de aminoácido, es recomendable incluir productos animales y frutos secos en la dieta. La USDA recomienda dos porciones de proteína al día para los niños en desarrollo.

 

 

verduras

El brócoli es uno de los mejores vegetales que existen, debido a su alta cantidad de potasio, beta-caroteno y vitamina B. Una taza de brócoli en piezas tiene 25 calorías, cero grasas y 3 gramos de fibra. La Dra. Persia dice que los vegetales son famosos por su contenido de vitaminas y minerales además de fibra. Los vegetales verdes y amarillos son particularmente ricos en beta-caroteno, mismo que se convierte en vitamina A en el cuerpo, algunos también contienen minerales como calcio y hierro. Cuando se comen crudos o poco cocidos también aportan vitamina C. La USDA recomienda tres porciones de vegetales al día.

 

 

calabacita

La calabacita contiene grandes cantidades de vitamina C y beta-caroteno. Una taza de calabacita cocida aporta 80 calorías, un gramo de grasa y seis gramos de fibra. La Dra. Persia comenta que los vegetales sin hoja proveen muchísimos nutrientes, vitamina del complejo B y minerales, también son un gran suministro de fibra, y dan variedad a las comidas. Algunos estudios sugieren que la calabacita es mejor que la zanahoria en el mantenimiento de la salud visual, en un estudio de 12 años que se realizó en la Universidad de Harvard a enfermeras, se demostró que las mujeres que consumen frutas y verduras que contienen beta-caroteno tienen un 39 por ciento menos riesgo de desarrollar cataratas que las mujeres que no las consumen, y las mujeres que no desarrollaron nunca cataratas comieron durante su vida mucha más calabacita que las mujeres que si la desarrollaron.

 

 

tomate-rojo

Científicamente llamado lycopersicum, los tomates son una gran fuente de vitamina A, así como de vitamina C. El tomate rojo (jitomate) es de los pocos alimentos que proporcionan el antioxidante lycopene, el cual se relaciona al beta-caroteno. Un estudio desarrollado en Italia mostró que al consumir siete o más porciones de tomate a la semana, reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon, rectal o de estomago en un 60 por ciento. Sólo tiene 26 calorías, cero grasa y un gramo de fibra y técnicamente es una fruta.

 

 

avena

La favorita de los niños, la avena es una gran comida para tus hijos. La Dra. Ely asevera que la avena es un desayuno fabuloso, lleno de vitamina B, hierro, zinc y calcio. La clásica ofrece energía rápida para estos inquietos por su cantidad de carbohidratos y fibra. Es un carbohidrato complejo de grano entero con muy poca grasa y libre de colesterol, contiene fibras solubles e insolubles y es una de las mejores fuentes de proteína de todos los granos enteros, además provee energía de larga duración y ayuda a sentirte satisfecho más tiempo, todo esto lo hace un gran desayuno. Estudios han mostrado que consumir avena reduce el colesterol en un 10 por ciento, lo cual reduce el riesgo de ataques cardiacos más del 30%.

 

Danos tu opinión