Foto: Una mama novata
Para ofrecer un ambiente lo más parecido posible al vientre para el bebé que nació antes de tiempo.

La función de los 'pulpos tejidos' para bebés prematuros

(TODO BEBÉ).-Para ofrecer un ambiente lo más parecido posible al vientre para el bebé que nació antes de tiempo, los profesionales de la salud recomiendan entregar pulpos tejidos en las incubadoras.

Para evitar que el bebé se siento ansioso o nervioso y que pueda afectarse su desarrollo, algunas salas de cuidados intensivos en hospitales están pidiendo a la gente que haga pulpos tejidos de estambre, para cuando estén en la incubadora, publicó el sitio Bebés y Más.

Durante el embarazo el bebé se encuentra con el cordón umbilical e incluso lo sujeta entre sus dedos. Por ello, al nacer prematuros deben soltar el cordón antes de tiempo, agrega la fuente.

De modo que ponerle un pulpo de estambre con ocho patas es lo equivalente a darle otro cordón al que aferrarse, explican. Sintiéndose conectados a algo mayor que los sigue protegiendo.
Aunque la iniciativa es desconocida par amuchas personas, hay algunas como Spruttegruppen, en Dinamarca, que funcionan desde el 2013. Cabe mencionar que la longitud de las patas del pulpo se recomienda de 8’6 pulgadas (21,84 cm) para evitar posibles riesgos.

Aunque el pulpo genera un sentimiento de bienestar a los recién nacidos, no hay nada más beneficioso y que pueda recordar a mamá que el pecho de mamá o el de papá. Siempre que el pulpo sea solo un complemento de otros métodos de contacto piel con piel con la madre, es perfecto.

En caso contrario, que se crea que el pulpo sustituye a los padres para tranquilizar al bebé, entonces es mejor entender que pueden servir de ayuda para momentos específicos, pero que lo más importante para el bebé y para los padres es el acercamiento directo con sus hijos.

Asimismo, hay que recordar que hablar de bebés prematuros es hablar de más cuidados, atención para que se logre un óptimo desarrollo del recién nacido aunque haya llegado antes de tiempo.

    Danos tu opinión