Foto: Pixabay
Comprarle una mascota a tu hijo podría traerle más beneficios de los que creías

Los niños desarrollan "diferentes inteligencias" cuando tienen mascotas

(TODO BEBÉ).-Una mascota es capaz de ayudar a un niño a relacionarse, comprender su entorno social y a relajarse, según un especialista en animales informó el sitio web ABC.

Además los niños que son dueños de alguna mascota desarrollan la capacidad de ser responsables antes que los niños que no la tienen, ya que la demuestran al ser capaces de cuidar de ellos, agrega la fuente.

«En el caso de los niños, los animales los ayudan a potenciar aquellas capacidades que aumentan su inteligencia emocional, como son la compasión, la comprensión de la muerte o la autoestima», asegura Ferrán Abelló, CEO en Petclic, empresa experta en animales de compañía.

Según Ferrán los niños en edades de entre los cero y los siete años desarrollan diferentes inteligencias cuando conviven con sus mascotas. Por otra parte, niños entre tres y seis años con mascotas empatizan más con otros:

“Porque, dejando de lado la compañía que tanto un perro como un gato o un conejo, entre otros, hacen, las mascotas marcan una rutina, obligan a tener una responsabilidad con ellas y ayudan a los más pequeños a relacionarse cuando están pasando por un mal momento, les cuesta abrirse a los demás o cuando piensan que los mayores no les entienden”

Concluye el experto que los animalitos juegan un papel importante en la vida del niño para su desarrollo mental y sobre todo para ayudarlo en situaciones de estrés. Además la comprensión del ciclo de vida y la muerte es una de las claves en el desarrollo de la inteligencia de un pequeño al que también ayudan las mascotas: 

“Las mascotas también los ayudan a relajarse y a combatir el estrés que les pueda producir situaciones negativas en las que se puedan encontrar a su edad: no poder salir al parque, no poder jugar con un juguete en un momento determinado o no poder ver la tele en cualquier momento”, explica.

“En esos casos los animales disminuyen la tensión del momento, los calman y los oyen cuando están enfadados, sin ser juzgados, ordenados o castigados”, agrega.

    Danos tu opinión