Foto: Pixabay
Requiere un control más exhaustivo que el de una mujer sana.

Precauciones para embarazadas que padecen diabetes

(TODO BEBÉ).-Las mujeres que padecen diabetes y desean ser madres temen por no saber cómo la enfermedad podría afectar al embarazo o incluso al bebé según la publicación del sitio web ABC Familia.

Sin embargo, gracias a los avances médicos hoy se sabe que la diabetes bien controlada no afecta a la vida reproductiva de la mujer, agrega la fuente.

“Puede quedar embarazada en el momento que lo desee, pero debe ser consciente de que los cambios fisiológicos de la gestación pueden alterar la situación de equilibrio que tenga en su metabolismo“, explica el doctor José Luis Prieto, especialista en Ginecología Obstetricia del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

Aunque advierte que durante el embarazo la diabetes debe ser bien controlada por que existen casos donde sí se presentan patologías relacionadas con este padecimiento:

“Existen algunos casos de mujeres diabéticas que presentan patologías asociadas a la enfermedad, como la nefropatía diabética (daño renal), la retinopatía grave (pérdida de vista importante), una mal control de la diabetes pese al uso de la insulina o la cardiopatía isquémica en las que se desaconseja absolutamente el embarazo”.

El embarazo de una paciente diabética requiere un control más exhaustivo que el de una mujer sana, lo que puede incluir la necesidad de realizar exámenes extras. Citando a la fuente estos son algunos cuidados que embarazadas con el padecimiento deben seguir:

Antes del embarazo

  • Un estudio completo. Es importante tener un control adecuado del estado de hiperglucemia:

«Se debe comprobar que realmente los trastornos enunciados anteriormente no estén presentes o se estén empezado a desarrollar porque entonces la diabetes puede agravarse durante la gestación», declara el doctor Prieto.

  • Control de los niveles de azúcar en sangre. Mediante un control dictado por un especialista en nutrición y el antidiabético adecuado a la situación de cada persona, ya sea como tratamiento oral o vía parenteral como por ejemplo la insulina.

Durante la gestación

  • Es de suma importancia el autocontrol exhaustivo de los niveles de glucosa en sangre.
  • En caso de presentar una alteración, se debe acudir al médico para evaluar las posibles alteraciones en el organismo que esté sufriendo la futura mamá.
  • Es bueno realizar actividad física, caminar al menos 30 minutos. Es un buen aliado en el embarazo y más aún en el caso de las mujeres diabéticas, ya que puede ayudar a un adecuado control metabólico. Se recomienda por lo menos de 3-4 días a la semana.
  • Se aconseja ultrasonido en torno a la semana 28 de gestación para controlar el corazón del bebé.
  • Hay que acudir al médico ante cualquier alteración de la glucemia.

Después del embarazo

En esta etapa la madre vuelve con las indicaciones médicas previas al embarazo. Además es recomendable que consulte al especialista sobre la mejor forma de alimentar al bebé.

Danos tu opinión