Foto: Thinkstock
Esta es la edad para introducir más alimentos de este grupo a su dieta.

Cómo introducir los derivados de lácteos en la dieta del bebé

(TODO BEBÉ).- La leche materna es lo más recomendado para la alimentación de los pequeños hasta los seis meses de edad. Aunque ya están consumiendo leche desde que nacen, llega el momento de introducir más alimentos de este grupo a su dieta, publicó la revista Padres e hijos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que después de los seis meses hasta el primer año, se debe iniciar con la alimentación complementaria con cereales, verduras, frutas y carnes. Citando a la fuente, estos son algunos de los beneficios que tienen los lácteos para los niños:

• Excelente fuente de calcio. Importantes para el crecimiento infantil.
• Ayudan en la coagulación de la sangre.
• Activa enzimas que convierten la comida en energía.
• Ricos en proteínas y nutrientes compuestos por aminoácidos que intervienen en múltiples funciones del organismo.
• Indispensables para la formación de tejidos.

Los derivados de la leche como yogurt y queso son recomendados para pequeños a partir de los nueve meses. Hasta los 11 meses recomiendan expertos ofrecer lácteos a los pequeños de 3 a 4 veces al día, de acuerdo con el IMSS.

Además dicen médicos que los mejores productos para ofrecerle a un niño sano durante los primeros dos años son los de leche entera. Es donde se encuentran todas las vitaminas liposolubles, explican.

En el caso de los niños intolerantes a la lactosa se puede optar por otros lácteos con una cantidad más baja de lactosa, como el yogur. Consulta siempre a su pedíatra.

Danos tu opinión