Foto: Thinkstock
Estudio revela uno cada ocho monitos es herido por el uso de cunas, carriolas, entre otros artículos espacializados.

Aumentan lesiones relacionadas con el uso de productos para bebés

(TODO BEBÉ).-Las lesiones relacionadas con los productos para bebés han aumentado dramáticamente en. EE.UU., encontró el Nationwide Children’s Hospital recientemente según la publicación del USA TODAY.

Más de 66.000 niños menores de tres años acuden a la sala de emergencias anualmente por accidentes con productos para bebés; aproximadamente uno cada ocho minutos, revela un nuevo estudio.

Dicho estudio publicado en la revista Pediatrics el pasado lunes examinó las visitas a la sala de emergencias durante un período de 21 años, de enero de 1991 a diciembre de 2011. La investigación demostró que las lesiones relacionadas con los productos de bebés aumentaron casi un 25% en los últimos ocho años.

En el ochenta por ciento de los casos de lesiones, el bebé cayó del producto. Para los propósitos del estudio, el término “productos para bebés” abarcó una serie de mercancía u objetos para bebés, incluyendo andaderas, mesas de cambio, carriolas, entre otros.

Las lesiones más frecuentes ocurrieron con porta bebé (20%), cunas / colchones (19%) y carriolas (17%). Cabe mencionar que el 81% de las lesiones afectaron la cabeza, la cara o el cuello.

Tracy Mehan, investigadora del Nationwide Children’s Hospital, dijo que el propósito del estudio no era señalar a los padres, sino a los fabricantes:

“Si los productos tuvieran un diseño diferente que los hiciera más fáciles de usar, habría menos lesiones”, dijo Mehan.

El autor principal del estudio y director del Centro de Investigación y Política de Lesiones en el Hospital de Niños de la Nación, Gary Smith, trabajó previamente en una declaración de posición de la Academia Americana de Pediatría en 2001, describiendo los defectos de diseño.

Entonces los fabricantes respondieron ensanchando andadores y cambiando las ruedas, haciendo más difícil que los niños bajaran las escaleras. Mehan dijo que espera que este estudio inspire un cambio similar.

Mientras tanto, hay formas en que los padres pueden asegurarse de que sus artículos sean más seguros y utilizarlos con responsabilidad. Mehan dijo que los padres deben: Investigar, revisar los retiros de mercado, registrar el producto y leer los manuales (de adelante hacia atrás).

Para revisar los retiros de mercados puede visitar www.recalls.gov. Hasta el 80% de los productos para niños retirados no se devuelven, dijo Smith en un comunicado.

Danos tu opinión